Manual del perfecto canalla

17,00 €

No existe profesión más dura, más terrible, más penosa que la del canalla. La primera cualidad del canalla es que nadie puede conocer que lo es. El canalla conocido deja de serlo porque ya no es peligroso.