Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

Aitzol Batiz. Un estado de ánimo

Aitzol Batiz. Un estado de ánimo


Me llamo Aitzol, aunque me llaman de un montón de formas diferentes que, a veces, se parecen muy poco a mi nombre.
Y en el sector del libro o como mero lector no se me conoce, básicamente.
Me gusta leer porque me entretiene y porque siempre me enseña algo nuevo.
Cuando tenía doce años quería ser médico y quería tener un Dodge [un coche americano enorme de esos cuadrados que ya no se ven por las calles].
Hoy soy no sé muy bien qué, pero médico no. Me licencié en Educación física, seguramente porque era una carrera sencilla de aprobar, ejercí durante doce años de “profe de gimnasia” en un colegio concertado y ahora me dedico a trabajar en una empresa que fundé hace 11 años, cuyo nombre es AISILANXXI, S.L  y en su marca de Kultiba.
Cuando me toca contarle a un extraño en una boda por qué me gusta leer o ando entre libros le digo que, ahora que he cambiado el chándal por el tema intelectual, los libros y los escritos, en general, son mi herramienta de trabajo.
Sin embargo, en realidad mi día a día es más bien así, delante del ordenador, de la tableta o del Smartphone dejándome la vista para poder leer los correos electrónicos o los textos adjuntos y artículos que van llegando a mis manos.
Lo más raro que me ha sucedido nunca fue cuando una persona maravillosa que trabaja conmigo me dijo a ver si me podía contratar como jefe pocos días después de conocernos.
Y lo peor en lo personal la enfermedad y en lo profesional tener que abandonar el trabajo como consecuencia de la enfermedad.
Si te dedicas a lo mío la gente no dejará de tocarte los huevos con que vaya trabajo que tienes, a cualquier cosa le llamáis trabajo o que las cosas que hacemos son superfluas y a la gente normal no le terminan de importar.
Sin embargo, lo mejor de mi trabajo, sin duda, es la gente, las personas con las que comparto tiempo y esfuerzo y la cantidad de gente nueva e interesante que vas conociendo día a día.
He tenido muchos días buenos en mi trabajo, diría que, prácticamente, todos los días tienen algo de bueno. Es lo que tiene hacer cosas diferentes casi a diario y tener un equipo de personas alrededor que vale su peso en oro.
Cuando quiero tomarme un descanso me dedico a levantar la cabeza y a charlar con las personas que tengo alrededor. A veces me meto en las redes sociales y enredo; soy mucho de enredar en las redes sociales, fuera de ellas también, y me va muy bien, en ambas realidades.
Así es como veo el futuro de mi profesión; jodido pero con grandes oportunidades.
Eso sí, si un día logro jubilarme querré pasar el tiempo que me queda junto a las personas que quiero y que me quieren.
El último libro que he leído ha sido “Piensa, es gratis”.
Y lo conseguí de una manera un poco rara; me lo regaló una chica con la que dejamos de trabajar [creo que le molestó un poco].
Y el primero que recuerdo que leí fue “Printzea eta eskalea” de mis tiempos de ikastola.
En mi mesilla tengo ahora para leer uno que no me acuerdo como se titula; soy un desastre para el nombre de los libros que leo.
Algunos enlaces 2.0 sobre mí:

OTROS ESTADOS DE ÁNIMO  

Deja un comentario