Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

Te voy a hacer una autocrítica: Un delirio fresco y divertido, divertido de verdad. En Revista Leer

Te voy a hacer una autocrítica: Un delirio fresco y divertido, divertido de verdad. En Revista Leer

“En este lugar reposan los restos de un ser que poseyó la belleza sin vanidad, la fuerza sin insolencia, el valor sin crueldad, y todas las virtudes del hombre sin sus vicios”. Es el epitafio que Lord Byron le colocó en el mausoleo de los jardines de Newstead a su Terranova Boatswain. Esto se viene traduciendo popularmente en algo así como “Cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perro”. Seguimos la línea descendente en sentido contrario al “sentimentalismo del movimiento romántico”, porque, nos avanzan en Trama, “la ironía es la manera de ver el mundo después de las matanzas mundiales”; y la cosa acaba en Perroantonio (“versión furiosa de José Antonio Blanco”). Este híbrido arrollador tiene la capacidad de despertar automáticamente las simpatías de todos los amenazados por la sátira que marcan sus afilados incisivos, algo insó- lito y otro punto a favor del marcador canino frente a la incongruencia de la humanidad. Porque Perroantonio viene para enmen – darnos la plana a los humanos y hacernos una autocrítica. Y nos muerde bien mordidos y nos hace gracia y no paramos de reírnos. Tremendo. Definiciones/dentelladas de un diccionario ácido, muy particular, que tiene leña para todos y para todo, del “político” al “vegetariano”, de la “cirugía estética” a la “hermenéutica”. Un delirio fresco y divertido, divertido de verdad. Que me encierren, pero deja con ganas de más mordiscos. / M. R.

Acceder a la reseña en pdf.

lar_perroantonioComprar libro.

 

Consultar librerías con ejemplares.

 

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Levantar la mano sobre uno mismo III. Mi suicidio de Henri Roorda por Joan Flores  Constans

Levantar la mano sobre uno mismo III. Mi suicidio de Henri Roorda por Joan Flores Constans

“Por otra parte, mi motor esencial -denominado “instinto vital”- debe encontrarse en muy mal estado, puesto que sin estar enfermo prefiero la muerte a una existencia en la que, como ocurre en casi todas las existencias, tendría que enfrentarme a cotidianas cargas, preocupaciones y privaciones.”

Henri Philippe Benjamin Roorda van Eysinga es uno de los ejemplos que aduciríamos aquellos que pensamos que se puede llegar al suicidio no únicamente desde la tristeza y la desesperación -una especie de suicidioreactivo-, sino también desde la alegría y, paradójicamente, las ganas de vivir, como si el disfrute total de la vida incluyera, inseparablemente, la posibilidad de ponerle fin de forma voluntaria. No serían ni el hastío ni el pesimismo, por tanto, los únicos estados anímicos que desembocarían con la muerte por propia mano, sino que también la alegría y el optimismo podrían ser caminos igual de válidos: para apoyar esa afirmación, Mi suicidio (Mon suicide, 1925), sería la prueba concluyente.

Seguir leyendo en el blog de Joan Flores Constans

Comprar libro.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

 

 

Entrevista en eldiario.es a José Antonio Blanco 'Perroantonio' autor de Te voy a hacer una autocrítica. Aitor Guenaga

Entrevista en eldiario.es a José Antonio Blanco ‘Perroantonio’ autor de Te voy a hacer una autocrítica. Aitor Guenaga

José Antonio Blanco (Barakaldo, 1961) está que muerde otra vez. Tiene nuevo libro, que además es un diccionario que pretende ser la herramienta perfecta para entender a los humanos, esos “animalitos que siguen igual que cuando pintaban en las cavernas”. Lo malo de la nueva entrega de este poeta y “espíritu atormentado”: que le sirve a Perroantonio como excusa perfecta para revelar que su proyecto de escribir una enciclopedia para entender a ‘la jauría humana’ se va a quedar en eso, un proyecto. Lo bueno: que más vale disfrutar de este ‘Te voy a hacer una autocrítica’ (Trama Editorial), una sucesión de términos en clave irónica, mordaz que ayuda a interpretar lo que nos rodea.

O tal vez una guía “para desactivar a determinados pedantes” y sentimentales varios, como asegura su autor, que se rodean de “lenguaje ampuloso” y “palabrería” inútil. Para este optimista empedernido, que ha sobrevivido al anuncio de tres o cuatro fines del mundo en las últimas décadas, ni la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca le parece algo insuperable. Y se ve siempre en segunda fila, el lugar “donde se afilan mejor las guadañas”.

¿De verdad el mejor amigo del hombre es usted, Perroantonio?

Creo que sí, en cierta medida. He procurado no hacer demasiado daño a los humanos en el diccionario. Me cachondeo mucho, claro, busco las vueltas, pero creo que en el fondo tengo cierta actitud moralista y de cariño por la humanidad.

lar_perroantonioLe pregunto esto porque alguien me ha comentado que muerde usted más que habla, Don José. Y eso se trasluce en su libro.

Muerdo todo lo que puedo, sobre todo en las cosas que me molestan, la chulería, la palabrería, el lenguaje ampuloso. Siempre que puedo muerdo para desgarrar.

Pues todo eso que ha dicho es nuestra ración diaria cuando uno entra en Facebook, Twitter o cualquier red social, en los mensajes de ‘guasap’ o en la hora del periódico y el café.

Seguir leyendo en eldiario.es

Comprar libro.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

 

 

Y de Vitoria... nos fuimos con Perroantonio a Bilbao

Y de Vitoria… nos fuimos con Perroantonio a Bilbao

Nota de sociedad de la presentación en Bilbao

ECOS DE SOCIEDAD

Esta tarde noche, en la afamada librería Cámara de Bilbao, ha tenido lugar la presentación del último libro del no menos famoso autor Perroantonio, con gran éxito de crítica y público.

Llenaba el local una muchedumbre de aspecto heterogéneo y variopinto, que oscilaba entre los que parecían pertenecientes a la última célula del Partido Comunista de Euskadi, algunos del tipo ácrata menesteroso y, los más, de apariencia puramente patibularia.

Destacaba poderosamente un individuo de aspecto hosco, sombrero en ristre y no faltaba algún escritor de tronío de la Villa.

El acto, de una frugalidad y humildad realmente encomiables, transcurrió por los cauces más o menos habituales en este tipo de saraos, siendo de destacar, es de justicia hacerlo, la gran amenidad de quienes hablaron, que, salvadas las tres citas culturetas indispensables para satisfacer la vanidad de los allí presentes, condujeron el evento con una naturalidad y buen humor exquisitos.

Hubo, eso sí, un momento crítico, cuando el autor, acorralado por uno de los conferenciantes y ante el pasmo del marxismo-leninismo presente, reconoció haber sido poeta, haciéndose un silencio sepulcral que gracias a Dios fue interrumpido por una mujer hembra que, yendo más allá, aseguró haber adquirido en su día un ejemplar de poesía ¡erótica!, circunstancia corroborada por otra interviniente, no se sabe bien si porque fueron las únicas o porque ninguno de los hombres fue capaz de reconocer tamaña culpa.

El acto terminó con unas palabras del autor, a quien se advertía nervioso, que citó como referentes a Houellebecq y Martín Olmos, quien resultó ser el sujeto del sombrero, que se mantuvo inalterable.

Por citar algo de lo que el escriba pronunció, cabe reseñar dos ideas que el público aplaudió, no se sabe bien si por afinidad o por ser las últimas, a saber, que somos todos unos románticos y que el cinismo es guay pero no arregla el mundo.

Finalizado el evento, los asistentes se recogieron cada quien a su buhardilla, alguno sospecho que a prisión, y un servidor tras abrazarse morigeradamente con el hombre del día, como corresponde a dos baracaldeses de pro, corrió a recoger a su dueña, a la que mostró el frontispicio del opúsculo, no mereciendo mayor comentario que el de “¿Y esto se supone que tiene que hacer gracia?”.

Nota bene: al momento de abandonar este cronista el local, Martín Olmos ganaba posiciones acercándose al Perro, digo yo que para saludarlo.

Presentación en la Casa del Libro de Vitoria de Te voy a hacer una autocrítica

Presentación en la Casa del Libro de Vitoria de Te voy a hacer una autocrítica

Desde Trama editorial sólo podemos tener palabras de agradecimiento para todo el personal de Casa del Libro de Vitoria por su atención y facilidades para desarrollar el acto.

Y ¡qué decir y cómo agradecer a todas las personas que os acercasteis a la presentación!

Sentimos que ha merecido la pena…

 

Esperamos que hoy en la Librería Cámara en Bilbao a las 19:30 volvamos a tener un rato agradable de encuentro y conversación en torno a la autocrítica… ¿Nos vemos?

tarjeton_bilbao

Te voy a hacer una autocrítica, el libro que no puede faltar en tu carta a los magos. Vicente Almazán Arribas

Te voy a hacer una autocrítica, el libro que no puede faltar en tu carta a los magos. Vicente Almazán Arribas

Escribe el fotógrafo Vicente Almazán Arribas,

Un libro que no puede faltar en la carta a los magos es Te voy a hacer una autocrítica. Diccionario para entender a los humanos escrito por Perroantonio y editado por Trama. Ni el título ni el subtítulo engañan. Humor ácido, oportuno e ingenioso. Perroantonio, alias de José Antonio Blanco, sufrió la mordedura de un can cabrito que lo enrabió, le incitó a escribir textos tóxicos e insultantes y le impidió mentir desde ese día en adelante. No fue ese el único bocado. Bierce, Twain, Allen, Kennedy Toole, Marx, Thompson, Houellebecq, Calaza, Wild, Swift, Villon, Quevedo, Rabelais, Donne, también le incaron sus caninos. Por lo visto esta rabia debió de inocular también el don del collage pues Perroantonio es también el autor de la estupenda portada del libro en la que no falta el ciervo.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

 

Te voy a hacer una autocrítica recomendado por Librería Lé

Te voy a hacer una autocrítica recomendado por Librería Lé

Lé, referente cultural en la zona norte de Madrid, tal y como escribía recientemente Inés Martín Rodrigo en ABC nos regala la recomendación en su librería de la última novedad de Trama editorial, Te voy a hacer una autocrítica.

tevoyahacerunaautocriticaenle

Se suma así a nuestra lista de librerías amigas en las que podrás encontrar el libro.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Te voy a hacer una autocrítica, el diccionario que desafía a la RAE: "Al fascismo le gustan los culos prietos". Lorena G. Maldonado en El Español

Te voy a hacer una autocrítica, el diccionario que desafía a la RAE: “Al fascismo le gustan los culos prietos”. Lorena G. Maldonado en El Español

El ‘Diccionario para entender a los humanos’ de Perroantonio -que va acompañado de una advertencia: “Te voy a hacer una autocrítica”- demuestra que las palabras son subjetivas y van envenenadas.

“Academia”, según el Diccionario para entender a los humanos (Trama editorial) de José Antonio Blanco (Baracaldo, 1961) es un “consejo de ancianos formado por artistas, escritores y filólogos al que la autoridad pública encarga la tediosa tarea de entorpecer la natural evolución de las Artes y las Lenguas”. En el primer concepto ya pone de manifiesto el umbral que le supone la RAE. “Me ha ayudado mucho, en especial a desviarme del camino recto”, dice en el prólogo. Y guiña: “Si por alguna razón se sienten ofendidos, envíen una carta al Ombudsman [una suerte de Defensor del Pueblo] de El País; me han dicho que es una persona muy comprensiva”.

Las palabras son lo que cada uno quiera, o, más bien, lo que uno entienda, lo que uno construya. Los significados están ahí -por escrito en esas tablas de mandamientos que aspiran a ser los diccionarios-, pero las connotaciones son personales.

Seguir leyendo en El Español

 

Te voy a hacer una autocrítica... Se trata de mirar la realidad con otra luz, dicen en Letras corsarias

Te voy a hacer una autocrítica… Se trata de mirar la realidad con otra luz, dicen en Letras corsarias

Escriben los amigos de Letras corsarias de Salamanca en relación a Te voy a hacer una autocrítica:

Te voy a hacer una autocrítica o “diccionario para entender a los humanos” es una incursión en la “lexicografía recreativa y el ensayo encubierto” de Perroantonio, la versión furiosa de Josean Blanco. Poseído por el espíritu de Ambrose Bierce y su Diccionario del diablo, el autor elige palabras y juega con sus significados, sus imágenes y sus evocaciones. Se trata de mirar la realidad con otra luz, alejarse un poco y hacer inventario de adónde están yendo a parar todos esos conceptos que parecen tan prístinos cuando abres un diccionario. Editado por Trama Editorial con su elegancia habitual, este libro da la bienvenida a glotones de palabras y juguetones del lenguaje.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Amar (bien) los libros. Lluis Agustí. Sobre El amante de los libros de Charles Nodier

Amar (bien) los libros. Lluis Agustí. Sobre El amante de los libros de Charles Nodier

Original en catalán en el Blog de l’Escola de Llibreria.

El_amante_de_los_libros_casa_UsherNodier, Charles. El amante de los libros. Trad., Alicia Herrero Ansola. Madrid: Trama, 2015. 69 p. (Largo recorrido). ISBN 978-84-943800-1-3. 12 €.
Novelista, poeta, lingüista, historiador, académico, bibliotecario y bibliófilo, Charles Nodier (Besançon, 1780 – Paris, 1844) fue esencialmente un hombre de letras que dejó una obra publicada de géneros y temas muy diversos. Actualmente, sin embargo, se le reconoce por la influencia que tuvo en la conformación del Romanticismo francés a partir del salón literario que reunió en la Biblioteca del Arsenal, donde Nodier era el director. A este ‘Cenáculo’ asistieron, entre otros, Victor Hugo, Alejandro Dumas y Félix Arvers.

Nodier fue un hombre intelectualmente inquieto que vivió en tiempos convulsos y siempre rodeado de libros. Desde los 18 años, cuando consiguió su primer trabajo de bibliotecario en l’École centrale du Doubs, hasta su muerte, como director de la Biblioteca de l’Arsenal; sus ocupaciones profesionales alternaron a lo largo de su vida entre la edición, la prensa, la escritura y la biblioteconomía (durante el Imperio, y mientras duró la ocupación de las provincias Ilirias, fue el director de la biblioteca municipal de Liubliana).

Con El amante de los libros Trama Editorial ha querido rescatar ahora la figura del Nodier más bibliófilo con la publicación de dos breves obras incluidas en el volumen: «El bibliómano» y «El amigo de los libros».
La primera es una descripción satírica de los enfermos atacados por la «monomanía del tafilete o tifus del Bibliomanía», que se preocupan más por el continente que por el contenido, que prefieren la cantidad por encima de la calidad; como ejemplo a contrario, el ridiculizado protagonista de la historieta muere cuando se da cuenta que su edición de Virgilio del XVIII tiene un tercio de línea menos que la que posee otro coleccionista.

Sigue leyendo