Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

Javier Pradera. Editor al sol y a la sombra. Iratxe Bernal

Javier Pradera. Editor al sol y a la sombra. Iratxe Bernal

En 1963 en México, Arnaldo Orfila, director de Fondo de Cultura Económica (FCE), cree llegado el momento de dar armas a los jóvenes universitarios que empiezan a rebelarse frente a Franco y decide abrir una delegación de su editorial en España. Para ponerla en marcha recluta a un joven Javier Pradera (San Sebastián 1934-Madrid 2011), quien, aceptando el puesto, comienza la trayectoria que le convertirá en una figura clave del mundo editorial de la Transición española. Esta labor es ahora recordada por Trama con ‘ Javier Padrera, itinerario de un editor’, una selección de cartas, entrevistas y artículos realizada por Jordi Gracia, que muestra su visión de un oficio («el mejor del mundo») en lucha por la
libertad creativa en los años del franquismo y en constante batalla entre la virtud y el dinero en la democracia.

La decisión de Orfila es un poco arriesgada. A la pretensión de distribuir en España obras de Rulfo, Fuentes, Cernuda, Paz, Aub, Fromm o Marx, se une la designación al frente del proyecto de un militante comunista que ni siquiera podrá viajar a la Feria de Fráncfort, la más importante del sector, por tener retirado el pasaporte. De hecho, la actividad política ya lo ha llevado a la cárcel y cerrado el acceso al Colegio de Abogados y las tarimas universitarias. Esa imposibilidad de dedicarse a lo que quería es lo que lleva a este prometedor hijo de una prominente familia falangista a ganarse la vida con «lo que sea». Algo lejos de sus aspiraciones, pero también de la órbita de su tío Juan José Pradera , director del ‘Ya’ y
embajador del Gobierno franquista en varios países, que le educa en tras la muerte de su padre y su abuelo en la guerra.

Seguir leyendo en suplemento Territorios de El Correo.

Comprar libro.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, además de disponer de ventajas y promociones DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial. ¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

 

¿Qué diría Pradera? Jesús Ceberio en Babelia

¿Qué diría Pradera? Jesús Ceberio en Babelia

Seis años después de su muerte algunos de sus amigos siguen preguntándose en momentos de especial zozobra: “¿Qué diría Pradera?”. No necesariamente para coincidir con él, sino por su capacidad para hacer las preguntas imprescindibles y su lucidez para iluminar los ángulos ciegos. Poco dado al protagonismo social, actuó como levadura madre en los territorios profesionales que frecuentó: el periodismo de opinión, sobre todo en EL PAÍS, que le debe una parte sustantiva de su acervo intelectual y moral, y la edición de libros. De esto último trata el título que Jordi Gracia ha armado con gran sensibilidad sobre textos de Javier Pradera, con mínimos apuntes a pie de página.

Los libros le permitieron empezar a soldar la tremenda fractura que había provocado la Guerra Civil en la cultura española y recuperar parte de la memoria que hubo de refugiarse en América. México-Buenos Aires-Madrid fue el triángulo sobre el que pivotó su oficio de editor, definido por él mismo como “el más bello del mundo”. Algunas de sus cartas de los años sesenta, hace apenas medio siglo, nos retrotraen a los tiempos hoy casi inverosímiles de la censura.

Su más memorable herencia editorial fue sin duda el catálogo de Alianza Bolsillo, que en 1984 celebró con solemnidad inhabitual en Pradera sus primeros 1.000 títulos, que permitieron a dos generaciones de españoles acceder a autores esenciales de la cultura del siglo XX que el régimen de Franco se había obstinado en vetar. Volcado sobre la vertiente cultural del oficio de editor, siempre supo que su sostenibilidad dependía del beneficio.

Seguir leyendo en Babelia.

Comprar libro.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, además de disponer de ventajas y promociones DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial. ¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Seis años sin Pradera. Jorge M. Reverte en El País

Seis años sin Pradera. Jorge M. Reverte en El País

El recurso del paso del tiempo está muy manido, pero no más que el propio paso del tiempo. Es un recurso literario dudoso, pero es eficaz, porque alude a una perplejidad legítima, la que nos sacude cuando comprobamos que la desaparición de algunos seres humanos tuvo lugar hace mucho más de lo que percibimos su ausencia en nuestro quehacer diario.

O sea, que lo que nos pasa a muchos con la muerte, hace ya más de seis años, de Javier Pradera es en cierto modo una vulgaridad… Salvo si nos paramos a pensar en qué le echamos de menos.

Este hombre era una desmesura todo él. Físicamente lo era, pero también debía medir unos dos metros intelectualmente. Y hay ocasiones en las que uno espera su artículo para aclararse o buscar su complicidad burlona haciendo una broma: ¿estamos a favor de Catherine Deneuve en lo de que nos toquen la pierna?

Seguir leyendo en El País.

Comprar libro.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, además de disponer de ventajas y promociones DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Las 'no memorias' de Javier Pradera editor. Rosa Pereda en Letra Internacional 125

Las ‘no memorias’ de Javier Pradera editor. Rosa Pereda en Letra Internacional 125

La función de las memorias, de ese género que cada vez me gusta más, es mostrar, desde su propio punto de vista, la personalidad de un personaje. Desde las motivaciones últimas a las circunstancias en que se desenvuelve su vida, en que se producen sus actos. Normalmente se trata de relatos autobiográficos, más o menos embellecidos por el autorrecuerdo, que por cruel que sea muchas veces, siempre deja esa miga de autocomplacencia sin la que el personaje no hubiera podido vivir. Y la memoria, además, es tan selectiva. Pero es el yo el que se expresa, con voluntad de narrarse. Aquí no, y por eso he titulado este texto sobre el libro de Pradera como las no-memorias. Y sin embargo, debo decir que yo lo he leído como si sí lo fueran. Como la explicación de una faceta, que no es precisamente la más conocida del autor –quizá con comillas– y de las circunstancias en que comenzó un oficio, «el mejor del mundo», siguió en él, y luego fue cubierto por una personalidad pública que tenía más qué ver con la prensa –el Pradera periodista, otra vez con comillas– y con la política –o su voz como una de las más influyentes de varias décadas de la historia de España, y no solo desde su opinión publicada, con o sin firma. Lo que le granjeó admiración y respeto, pero también odio y envidia. Debo decir que, en mi caso, se trató de lo primero. Admiración y respeto.

Dicho esto como punto de partida, Jordi Gracia, y Natalia Rodríguez Salmones, han seleccionado una colección de textos de Pradera referidos todos ellos a su trabajo como editor y a sus ideas sobre la edición. El libro, que acaba de publicar Trama editorial y que lleva un epílogo de Miguel Aguilar, tiene dos partes bien diferenciadas. Una, que recoge una serie de cartas e informes internos, desde las editoriales que cofundó y codirigió, que casualmente fueron de las más importantes para el progreso de este país en el tardofranquismo y la primera transición, es decir, el Fondo de Cultura Económica, Siglo XXI y Alianza Editorial.

Seguir leyendo en Letra Internacional.

Comprar libro.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, además de disponer de ventajas y promociones DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

23 Enero, presentación en Madrid de Javier Pradera. Itinerario de un editor

23 Enero, presentación en Madrid de Javier Pradera. Itinerario de un editor

Presentacion_Pradera_Madrid

Confirmar asistencia.

Comprar libro.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, además de disponer de ventajas y promociones DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

El libro y el editor de Éric Vigne visto por Alejandro Gamero

El libro y el editor de Éric Vigne visto por Alejandro Gamero

El tremendo avance que la autopublicación ha experimentado en los últimos años ha tenido sus ventajas y sus inconvenientes. Publicarse a uno mismo ya no es una labor tan cara ni tan tediosa como antiguamente. Existen infinidad de opciones para los autores que permiten llegar a un público potencialmente ilimitado a un coste bastante económico. Plataformas como Amazon, por poner un ejemplo, permiten al autor publicar su novela en tiempo récord tanto en soporte físico, con impresión bajo demanda, como digital, otorgando al creador un control total sobre su obra. Pero conviene no confundir los conceptos de «publicar» y «editar» ‒en ese sentido, incluso se podría poner en duda la «autoedición»‒. Puede parecer una afirmación de Perogrullo, pero editar implica seleccionar un texto, corregirlo y maquetarlo para, a continuación, pasar a publicarlo, que es cuando se le da la forma de libro, ya sea en papel o en digital.

La confusión de conceptos no deja de ser hija de los tiempos que corren. Si la autopublicación es una opción viable a la edición tradicional, si las tecnologías son cada vez más baratas y sencillas de utilizar y los canales de distribución y comercialización más efectivos, entonces ¿para qué necesitamos a editoriales y a editores?

 

Para empezar, conviene no subestimar el proceso de selección que lleva a cabo una editorial. No hay duda de que se publica demasiado. Solo en 2016 se publicaron en España 81.391 libros. En su ensayo Los demasiados libros Gabriel Zaid advierte que los libros se multiplican en proporción geométrica mientras que los lectores lo hacen en proporción aritmética. Entre 1950 y 2000 se llegaron a publicar aproximadamente 36 millones de ejemplares, lo que equivale a un libro cada medio minuto. «Si uno leyera un libro diario estaría dejando de leer cuatro mil publicados el mismo día. Es decir: sus libros no leídos aumentarían cuatro mil veces más que sus libros leídos», dice Zaid. Y, según todo parece indicar, estas cifras continuarán creciendo en las próximas décadas. Ante semejante panorama es innegable que los filtros son necesarios, que editoriales y editores tienen que jugar ahora más que nunca un papel fundamental en el mundo del libro.

Es por eso que ensayos como el de Éric Vigne, El libro y el editor, son tan de agradecer. No solo porque reivindique el papel no ya de la editorial sino del editor, como persona, sino porque hace un análisis crítico tremendamente exhaustivo de la industria editorial y de las transformaciones que ha padecido durante todo el siglo XX, ofreciendo un panorama muy esclarecedor de la situación actual.

Seguir leyendo en La piedra de Sísifo.

Comprar un ejemplar de El libro y el editor.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, además de disponer de ventajas y promociones DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Sobre “Memorias de un librero” de Héctor Yánover. Carlota Gastaldi Mateo

Sobre “Memorias de un librero” de Héctor Yánover. Carlota Gastaldi Mateo

Hay muchas formas de contar una vida. Una de las más sugerentes es, sin duda, atravesando la senda de los libros. Héctor Yánover (1929-2003) fue el librero más famoso de Buenos Aires. Durante muchos años regentó la mítica Librería Norte. Naturalmente, un trabajo de este tipo hace que los libros, además de un oficio, se conviertan en el envoltorio onírico de las propias vivencias. En “Memorias de un librero”recopila una procesión de anécdotas vinculadas a su experiencia como librero. O mejor, a su experiencia como amante de los libros, pues lo que recoge es un canto al libro como refugio, antes que como negocio.

     “Memorias de un librero” no es un anecdotario de escenas graciosas. En eso, es poco pretencioso. Solo se sirve de ellas para completar el dibujo que traza de lo que fue su camino en la vida. Eso sí, se abra por donde se abra, resulta entrañable. Porque está escrito con la tinta de los sentimientos, con el bombeo de su pasión lectora. Cada anécdota rescatada está empapada de un ardor desmedido por el oficio y por todo lo que tiene que ver con el hecho de ser librero. Héctor Yánover supo bien que hay anécdotas tan buenas que debieran ser verdad. Él las narra con naturalidad, tal cual le vienen, y nos hace cómplices de su encantamiento. Confiesa tenerles fidelidad ya no solo por el saber que le proporcionan —siempre algo del precipitado de sabiduría de algunos de ellos se adhiere a nuestras manos—, sino porque con ellos construyó su vida.

Seguir leyendo en La cueva de mis libros.

Comprar Memorias de un librero, de Héctor Yánover.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, además de disponer de ventajas y promociones DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Juan Cruz en El País sobre Javier Pradera. Itinerario de un editor

Juan Cruz en El País sobre Javier Pradera. Itinerario de un editor

Fue una pelea a la que Javier Pradera le puso humor y ocurrió en 1964, cuando la censura española estaba aún en su apogeo y Miguel de Unamuno seguía siendo tenido como enemigo de la patria de Franco y de Millán Astray. 

En ese momento Pradera, que luego sería uno de los directores de Alianza Editorial y jefe de Opinión de EL PAÍS, era gerente de Fondo de Cultura Económica, la editorial estatal mexicana que entonces, al mando del legendario Arnaldo Orfila, se proponía publicar una antología de los versos del rector que murió triste meses después de enfrentarse al general Millán Astray en el paraninfo de la Universidad de Salamanca.

Fue el 12 de octubre de 1936; Unamuno pronunció su famosa invectiva contra la guerra de Franco (“Venceréis pero no convenceréis”), fue escoltado para que no lo lincharan los que hacían caso del insulto de Millán Astray (“Muera la inteligencia”), y el régimen, que en un principio había recibido el respaldo del poeta, no se lo perdonó nunca. En 1964 seguía ese rescoldo vivo, y se manifestó en la censura que la Dirección General de Información, al mando de Carlos Robles Piquer, cuñado del ministro Manuel Fraga Iribarne, quiso aplicar a la edición programada por Pradera.

Seguir leyendo en El País.

Comprar Libro Javier Pradera. Itinerario de un editor.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, además de disponer de ventajas y promociones DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

 

Javier Pradera. Itinerario de un editor. Primeras referencias en medios

Javier Pradera. Itinerario de un editor. Primeras referencias en medios

Karina Sáinz Borgo en Vozpópuli:

Cierra el repaso relámpago a las ‘otras novedades’ un libro de Trama Editorial. Como ya lo hicieron con aquel estupendo De oficio, lector, una obra estructurada como una larguísima conversación entre Bernard Pivot y el historiador Pierre Nora, Trama se desmarca gracias a esa sensibilidad particular que posee su catálogo para explicar la historia editorial de la literatura. Lo hace ahora con Javier Pradera. Itinerario de un editor, un recorrido la vida de unos de los personajes más importantes de la historia reciente de España. Ahonda este titulo en la dimensión cultural y literaria de un personaje al que se asocia con su papel como analista político en El País, pero que se propone ante el lector como lo que fue: alguien tocado por una mirada amplia e integradora sobre el mundo del libro y la reflexión literaria. Para más señas, habría que decir que el prólogo es de Jordi Gracia y el epílogo del editor Miguel Aguilar. 

Manuel Rodríguez Rivero en Babelia:

De la evolución política de Javier Pradera (1934-2011), que durante muchos años fue un elemento clave en la línea editorial de EL PAÍS (incluyendo su papel en este suplemento), sabemos bastante gracias, entre otras cosas, a Santos Juliá, cuyo Camarada Javier Pradera (Galaxia Gutenberg, 2012) trazaba —apoyándose en la correspondencia y en otros escritos de su amigo— la cartografía de sus intereses políticos. Menos explícita quedaba la labor de Pradera como editor y, sobre todo, como observador de la evolución de la edición española en unos años clave. Esa laguna es la que viene a llenar Javier Pradera. Itinerario de un editor (Trama), una esmerada selección de su correspondencia y de sus artículos e intervenciones como editor que ha editado y prologado Jordi Gracia para la editorial del polifacético Manuel Ortuño. Y que, más allá de su interés para la biografía intelectual de Pradera, constituye un documento esencial para el análisis y la memoria de la edición española —y sus dramáticos cambios— en unos años cruciales de su historia.

Rosa Pereda en CTXT:

Otro día hablo de eso, pero mientras, lean Javier Pradera. Itinerario de un editor, textos y más seleccionados por Jordi Gracia y publicados por Trama editorial, y verán, en sus informes, cartas y conferencias, una historia de la evolución de esa relación en la época de la importación clandestina, de Fondo de Cultura Económica de México y su implantación en España, de Siglo XXI, Alianza y otras. Y en referencia a la evolución de los objetivos y maneras de editar en el presente de las grandes concentraciones y la preponderancia de las cifras de venta sobre cualquier otro valor de la edición de libros.

Babelia: El exilio de vuelta. Reproducción de uno de los escritos de Javier Pradera incluido en el libro.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, además de disponer de ventajas y promociones DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

El libro nuestro de cada martes: Memorias de un librero de Héctor Yánover por César Benedicto Callejas

El libro nuestro de cada martes: Memorias de un librero de Héctor Yánover por César Benedicto Callejas

Uno de los géneros literarios que más me gustan son las memorias y las autobiografías; en pocos textos como aquellos se puede percibir con mayor intensidad el ansia humana de ser recordado, nuestra innata necesidad de mirarnos al espejo y la necesidad de sentirnos presentes. Las memorias son un género peculiar, a medio camino entre la novela, por cuanto el recuerdo es siempre reinvención del pasado y quien cuenta el suyo propio hace mea culpa o se justifica y el reportaje porque si bien reconstruye no puede del todo mentir. Sin embargo, más que en cualquier otro formato, el estilo lo dice todo. Se trata pues, de una especie de epitafio amplísimo de la manera en que el memorialista quiere ser recordado, pero también, una botella con un mensaje al inmenso mar del olvido de aquello cuanto nos ha pasado y no queremos que se pierda.

Borges decía, con toda razón, que la inmortalidad no debiera preocuparnos, porque no depende de nosotros sino de quienes quieren recordarnos. Por eso he disfrutado tanto las memorias de Héctor Yánover, rey de los libreros bonaerenses durante décadas.

Yánover no quiere justificarse, no tiene porqué ni de qué, más bien, quiere dejar constancia de aquello que le pasó y que no desea que se pierda; en aquel mundo cambiante de los libros en el que ya adivina sus transformaciones ( Yánover murió en 2003 ), y sobre todo, es un canto al libro como objeto, como forma de vida y como camino de diálogo.

Seguir leyendo en La cisterna de sol.

cubierta_Yanover_web

 

Héctor Yánover

Memorias de un librero

 

 

 

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, además de disponer de ventajas y promociones DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.