Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

Del bibliófilo al bibliómano no hay más que una crisis. Pablo Delgado

Del bibliófilo al bibliómano no hay más que una crisis. Pablo Delgado

El afecto personal, puro y desinteresado, que es compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato, es lo que conocemos como amistad. Después de un trato continuado, esa amistad, dependiendo de las circunstancias y de dicho trato, se puede convertir en algo más. Algo que hace sentir a las personas una atracción que puede ser mutua o no. Esa atracción también se puede dar con acciones determinadas que realizamos a lo largo de nuestras vidas o con diferentes objetos que nos aportan un valor especial y esencial en el trascurso de nuestro día a día. Dichos objetos pueden manifestar un amor importante. Uno de esos objetos a los que se le manifiesta una devoción que marca muchas vidas es ese conjunto de hojas de papel que quedan encuadernadas y en su interior residen miles de palabras, estoy hablando del libro.

Una de las personas que más ama a los libros es un bibliófilo; como lo fué el francés Charles Nodier (1780-1844). Nodier fue un escritor muy prolífico, de gran imaginación y de erudición destacada en el campo de las letras. Además de académico en Francia fue filósofo, entomólogo, bibliófilo y bibliotecario de enorme prestigio en su época. Fue una figura que conseguía marcar el camino de muchos otros bibliófilos. Gran, apasionado de los libros viejos y las ediciones raras y curiosas, dirigió la Biblioteca del Arsenal de París (en 1934 la Biblioteca fue incorporada a la Biblioteca Nacional de Francia) desde 1824 hasta el día de su muerte en 1844. En uno de sus salones llegó a reunir a futuros escritores románticos de la época como Victor Hugo, Nerval, Gautier, Alexandre Dumas y desde allí los dio a conocer.

Su obra es poco conocida en nuestro país, por lo que las traducciones de sus escritos escasean un poco. Pero gracias a la gran labor de Trama editorial nos encontramos con una verdadera delicia de escrito de Charles Nodier hacia los libros. Con el título de “El amante de los libros” están “El bibliómano”«El amigo de los libros», dos breves relatos sobre bibliofilias, en los que nos muestra lo que los libros significaban para él, y sobre todo, hace un retrato exquisito sobre aquellas figuras que lo rodean y tratan con ellos, describiendo mediante grandes definiciones lo que son un bibliófilo y un bibliómano.

Seguir leyendo en Fahrenheit 451      

 

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Deja un comentario