Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

El novelista donostiarra Eduardo Iglesias publica ‘El vuelo de los charcos’, una epopeya futurista, entre Orwell y ‘Blade Runner’. El Diario Vasco

Eduardo Iglesias (San Sebastián, 1952) publica ‘El vuelo de los charcos’, una novela que parece un libro de relatos (o viceversa) y que es heredera del ‘1984 ‘de Orwell, de ‘Fahrenheit 451’ («más de la película de Truffaut que de la novela de Bradbury) y de ‘Blade Runner’. «Cuando vivía en Nueva York y me sentía triste me metía en un cine a ver esa historia, y salía de la sala sintiéndome el personaje de Harrison Ford», bromea Iglesias, donostiarra afincado en Madrid.

Su nuevo libro (publicado en Trama Editorial) es una reflexión sobre la falta de libertad y sobre la soledad del individuo. «Yo soy un solitario que se pone a escribir sin pensar en si me lee un lector o un ejército», explica. «Iglesias escribe retratos de individuos descabalgados entre las más nobles intenciones y las más descorazonadoras realidades», escribe en el prólogo su amigo Ray Loriga, con el que ha colaborado en distintos trabajos y que dirigirá próximamente la versión cinematográfica de uno de los títulos de Eduardo Iglesias, autor también de volúmenes como ‘Aventuras de Manga Ranglan’ o ‘Cuando se vacían las playas’. Iglesias interviene mañana en el Octubre Negro de Getafe.

Sus lazos con Donostia están hasta en el inicio del libro.

-Por supuesto. En San Sebastián vive mi padre, con 95 años. A él le he dedicado el libro, y a mi mujer y mis hijos. Soy donostiarra aunque la vida me ha llevado por muchos sitios. Y escribiendo, sigo viajando a sitios imaginarios, en viajes que me gustaría ser acompañado por el lector.

‘El vuelo de los charcos’ mezcla estilos en una estructura especial. Usted llama al libro «novela».

-Novela es un cajón de sastre en el que cabe todo. Yo en todas mis novelas he metido, además del argumento central, historias negras o policiacas que contrastan con la trama principal. En este caso el argumento principal alterna con unos relatos breves, y dijo irónicamente que la segunda parte es un plagio de ‘Cuando se vacían las playas’, una anterior novela mía.

Seguir leyendo en El Diario Vasco.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

 

Deja un comentario