Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

Lingua: Dimite el equipo editoral al completo de la respetada revista lingüística como consecuencia de la lucha de poder por las publicaciones

Lingua: Dimite el equipo editoral al completo de la respetada revista lingüística como consecuencia de la lucha de poder por las publicaciones

Original en inglés en Independent (Cahal Milmo) Traducción Alex Barandiaran

«Pretendemos encontrar un camino que pase de la publicación basada en la subscripción a una de libre acceso»

El equipo editorial al completo de una respetada revista lingüística ha dimitido en masa como consecuencia del aumento de la lucha de poder entre los investigadores universitarios y los editores que dominan el muy lucrativo mundo de las publicaciones académicas.

Los seis editores académicos y 31 miembros del sólido consejo editorial de Lingua, publicada por el gigante holandés Elsevier, confirmaron que dejaban sus cargos para fundar una publicación rival que esté disponible de forma gratuita en vez de estar sujeta a una cara tasa de subscripción.

Esta ruptura es el último acontecimiento de una larga disputa entre las editoriales, quienes a menudo obtienen grandes beneficios cobrando sustancialmente por las suscripciones a sus revistas, y los académicos que están a favor de un modelo de «libre acceso» a través del cual sus investigaciones sean gratuitas y de dominio público.

Los académicos que están detrás de Lingua, entre los que se incluyen cinco investigadores de universidades británicas, dijeron que dimitían como protesta por, según expresaron, la negativa de Elsevier, que el año pasado registró un beneficio bruto de mil millones de euros, de aceptar sus propuestas para mejorar el acceso gratuito a su revista.

Johan Rooryck, profesor holandés y editor ejecutivo de la revista, dijo  que tanto él como otros se frustraron enormemente cuando algunas bibliotecas les dijeron que ya no podían permitirse la suscripción a Lingua. Según la página web de Elsevier, la tarifa institucional para la revista es de 1500 £ (2131 €) por copia impresa, aunque los editores, como muchos de sus competidores, también ofrecen a las bibliotecas paquetes de descuento de varios títulos, reduciendo así el coste total.

El profesor Rooryck de la Universidad de Leiden publicó en su Facebook: «Los seis editores de Lingua han dimitido en reacción a la negativa de Elsevier de aceptar sus condiciones para un acceso libre y equitativo. Independientemente, los 31 miembros del consejo editorial también han dimitido».

Y añadió: «Pretendemos encontrar un camino que pase de la publicación basada en la subscripción a una de libre acceso. Algo que se ha hecho esperar».

El grupo dijo que cuando sus contratos con Elsevier expiren a final de año lanzarán Glossa, su propia revista de libre acceso, con ayuda y financiación de universidades holandesas, que han estado al frente de los esfuerzos para acabar con la hegemonía de los principales editores académicos.

Las dimisiones de Lingua, sobre las que la web Inside Higher Ed fue la primera en informar, podrían tener profundas consecuencias en todo el sector al animar a investigadores de otros sectores académicos a romper filas y fundar revistas de acceso gratuito que rivalicen con los títulos establecidos. Se publican alrededor de dos millones de investigaciones académicas en no más de 28 000 revistas diferentes.

Los que apoyan este hecho argumentan que a pesar de que los editores tienen derecho a unos beneficios razonables,  se han aprovechado generosamente de un acuerdo por el que cobran a los académicos por publicar sus artículos y luego vuelven a obtener beneficios revendiendo una publicación que para empezar ha sido subvencionada con fondos públicos.

El profesor Rooryck dijo: «El dinero público debe ser gastado prudentemente, no está destinado a llenar los bolsillos de los dueños de las editoriales científicas. Y menos cuando las universidades cuentan con presupuestos cada vez menores».

«Creo que los resultados científicos alcanzados con dinero público deberían ser accesibles a todos los contribuyentes que hayan pagado parte del dinero que los haya financiado».

Elsevier defendió su posición señalando que publica 300 revistas de total libre acceso y que el proceso para mantener la integridad de un título con revisión por pares, corrección y publicación es costoso. La compañía añadió que las propuestas para un acceso abierto a Lingua, cobrando 285 £ (404 €) para que un artículo estuviera disponible de forma totalmente gratuita en vez de la tarifa actual de 1000 £ (1418 €), habría obligado al cierre.

El redactor declaró: «Si hubiésemos hecho que la revista fuera únicamente de acceso abierto y al precio sugerido, la revista habría dejado de ser viable, algo que no serviría a nadie, y menos a la comunidad lingüística».

Si quieres estar al día de nuestras actividades, colecciones, propuestas, cursos, ofertas, date de alta en nuestro boletín semanal.

Deja un comentario