Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

De diccionarios y perros de mirada carnicera. Desenfunda que Te voy a hacer una autocrítica, Perroantonio. Edgar A. G. Encina

De diccionarios y perros de mirada carnicera. Desenfunda que Te voy a hacer una autocrítica, Perroantonio. Edgar A. G. Encina

Habrá dicho la crítica que se trata de una imagen graciosa o encantadora y que forma parte de la recreación fragmentada de vida de algunas de las mujeres del xviii. Habrá sentenciado el análisis profundo que el puro y simple retrato es una muestra del sentimentalismo femenino, decorado por colores suaves y valiosos tonos. Habrá fallado la calificación que Woman Reading by a Paper–Bell Shade (1766, óleo sobre lienzo, 76.2 x 63.5 cm) de Henry Robert Morland (Inglés, 1730-1797), perteneciente a la colección del Yale Center for British Art[britishart.yale.edu], es vibrante por su calidad. Habrán escrito eso y más, seguramente, los profesionales del ver y hablar de las artes.

Sin embargo, lo que me pregunto es qué hace que esta Woman Reading… se sonroje, porque –seguro- habrás notado lo enrojecido de sus mejillas. Para ello tengo dos respuestas. La primera es la sencilla; lo que produce el rubor en su rostro es la lectura de un pasaje impúdico, algo cachondo, de esa novela seguramente cortesana. La segunda es más aturdida; imagino que debajo de la mesilla, allá donde la pintura no alcanza, un perro «de mirada carnicera» le muerde la pantorrilla y lo que atestiguamos es el primer síntoma de algo que le llevará a la incapacidad de mentir, a «escribir textos tóxicos e insultantes… a la bebida, a la antipatía y a la inobservancia de los días del Señor», hasta llegar a la inconstancia, impaciencia e intranquilidad, lo que le dificultará para «abordar proyectos que duren más de cuarenta y ocho horas».

¿Por qué lo sé? Porque así lo atestigua Perroantonio, «la versión furiosa de José Antonio Blanco(Baracaldo, 1961)», en la introducción «En donde se explica el porqué de este diccionario, más o menos, y se le echa la culpa a un perro», por el cual redactó el fiero libro con sentencial título; Te voy a hacer una autocrítica.Diccionario para entender a los humanos (Trama, 2016). Acoto. No afirmo que Perroantonio diga que nuestra Woman Reading… sea mordida por un perro; eso sería un despropósito, la pobre mujer estaría en agonía desde hace 244 años con un saludo a la eternidad.

Seguir leyendo en Materia de testamento.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, además de disponer de ventajas y promociones DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Enfermedades compartidas (Trama). Tildes a El síndrome del lector de Elena Rius. Edgar A.G. Encina

Enfermedades compartidas (Trama). Tildes a El síndrome del lector de Elena Rius. Edgar A.G. Encina

Un hombre lee apasionadamente a los oídos de un infante. El arrugado rostro de este individuo se ve encendido y su cuerpo se revuelve con vigor, como si acompañara esa lectura con movimientos teatrales. Por su lado, el chico, acomodado de lado sobre la silla y descansando la cabeza sobre la respaldo, se ve extasiado. Fascinante. Es un retrato de familia y es una impresión primigenia. El padre lee y el hijo imagina; el adulto actúa y el pequeño vive, todo construido en un escenario con palabras que no les fueron propias, a ninguno, pero ahora, desde ya, les son. Father Reading Tom Sawyer to his son (121.9x152cms.), pintada en 1994, por Ronald B. Kitaj (Usa, 1932-2007), es la representación visual de este relato. La obra que –hasta donde sé- aún pertenece al catálogo de Sotheby’s, con el número 253 , es tan abierta que el lector de las palabras escritas y/o el lector de las palabras habladas podemos ser cualquiera.

Sin embargo, no es un ambiente puramente romántico. Este padre infecta a su hijo de un extravagante alteración que Elena Rius llama El síndrome del lector (Trama, 2017). La autora, que también es María Antonia de Miquel (Barcelona, 1956) editora en/de Alba , comenzó a diagnosticar esta «ofuscación» en un   y, ocupada por la divulgación de su descubrimiento, lo ha publicado en un libro que confía llegue a las personas para que descubran que la adicción proporciona diversión.

Seguir leyendo en Materia de testamento.

 

TM_22_Rius-700x700

 

Elena Rius es autora de El síndrome del lector (19 €) editado en la colección Tipos móviles.

 

 

 

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, además de disponer de ventajas y promociones DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Notas a "Los territorios del libro". Edgar A.G. Encina

Notas a “Los territorios del libro”. Edgar A.G. Encina

El límite no está marcado por la imaginación o por nuestra capacidad de discutir el tema, tampoco es visible desde la montaña más alta, ni ha sido posible dibujarla en obra cualquiera; Los territorios del libro [Trama editorial, 2015] por los que se pregunta Manuel Dávila Galindo Olivares (Ciudad de México; 1980) parecen ser engañosos. Próximos. Distantes. Similar al juego ondulante que crea una piedra al caer en el agua, la onda se aleja de la roca pero se acerca al sitio desde el que fue arrojada. Distante. La oscilación se aleja creando círculos cada vez más grandes, cada vez más tenues, cada vez más allá. Próximo. El curvilíneo arco se aproxima rápido, feroz, acortando las posibilidades hasta su arribo y -¡pum!- desvanecimiento, dejando un último rastro espumoso.

La obra tiene su propuesta. De entrada no ha caído en el acento académico-monacal de la mayoría de textos que abordan el tema del libro; sus actualidades y devenires, la era digital y las novedosas maneras físico-portables, los lectores antiguos y nuevos y porvenires. Es, a su manera, un giro. ¿Provocadora? Es posible,

Seguir leyendo.

Comprar libro.

 

Si quieres estar al día de nuestras actividades, colecciones, propuestas, cursos, ofertas, date de alta en nuestro boletín semanal.