Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

El libro y el editor de Éric Vigne en El Boomera(n)g

El libro y el editor de Éric Vigne en El Boomera(n)g

Nadie puede olvidar una verdad editorial de todas las épocas: cada obra, en forma de ejemplar, empieza siendo un simple bien material que solo se convertirá realmente en libro cuando un lector lo introduzca en su universo personal y lo enriquezca de forma singular. De lo contrario, el ejemplar sigue siendo un montón de hojas impresas.

¿Cuál es la aportación intelectual del editor si se pliega a una selección de autores que no ha hecho él, a una escritura que proviene de mundos en los que el eslogan reductor sustituye a la voz elaborada, a una escritura empobrecida por la pasteurización de cualquier idea elevada, con un calendario que no ha marcado él? ¿En definitiva, a todo lo que es contrario a la lenta construcción de un catálogo en el que prima la visión personal del editor?La querella de los antiguos y los modernos se alimenta en gran parte del hecho de que los términos libro y editor tienen en cada caso una acepción diferente. Tanto por su título como por sus tesis, la presente obra invita a observar este fenómeno más de cerca.

EL FORMATO LIBRO Y EL LIBRO OBJETO 

PREFACIO A LA EDICIÓN ESPAÑOLA

In memoriam La Nueve

      Sigmund Freud cuenta una historia que ha pasado a la posteridad: un vecino pide prestado a otro un caldero y se lo devuelve agujereado, alegando en su defensa: «Vecino, tú nome has prestado ningún caldero; y, además, el caldero ya estaba agujereado». En estosmismos términos podríamos definir lo que ocurre cada vez que, cualquiera que sea el país, se discute sobre el futuro del libro y más todavía, aunque con menos frecuencia, el del editor: los que sostienen -a pesar de las evidencias- que las transformaciones que se están produciendo actualmente en el mundo editorial no tienen nada de nuevo son los mismos que no dudan en profetizar la muerte del libro.

      La querella de los antiguos y los modernos se alimenta en gran parte del hecho de que los términos libro y editor tienen en cada caso una acepción diferente. Tanto por su título como por sus tesis, la presente obra invita a observar este fenómeno más de cerca.

[Principio del libro]

Layout 1

 

COMPRAR LIBRO

 

22 €

 

 

 

 

 

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, además de disponer de ventajas y promociones DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

De oficio, lector en El Boomeran(g)

De oficio, lector en El Boomeran(g)

EL ESPÍRITU DE”APOSTROPHES”

PIERRE NORA: Después de quince años, ¿de qué programas se acuerda más? Y si, como intuyo, son los monográficos en los que usted conversa con un solo escritor, ¿no le hace esto plantearse, retrospectivamente, el formato del programa?

BERNARD PIVOT: Tiene toda la razón al creer que las conversaciones, que Nicolas Ribowsky filmó con sumo cuidado, con Jouhandeau, Yourcenar, Cohen, Solzhenitsyn, Lévi-Strauss, Dumézil, Simenon, Guilloux, Dolto, Jules Roy, François Jacob, Étiemble, etc., son las que me han dejado el recuerdo más perdurable. En primer lugar, porque se grabaron en sus respectivos domicilios, de donde yo salía con el estado de ánimo de un conquistador que se ha colado en la intimidad de «un gran hombre» y también con la deliciosa sensación de ser un ladrón y un predador. Y después, porque no hay nada tan emocionante para el periodista, para el escritor y para el telespectador que el ping-pong de preguntas y respuestas, que resulta inviable en un programa largo con varias personas en un plató, sobre todo si se aspira a que todas ellas participen con espontaneidad.

     De todas formas, sigo afirmando que el éxito de Apostrophes se debe a la puesta en escena temática en torno a una mesa baja, en directo y en estudio. Y que no me equivoqué al recurrir a las conversaciones a dos bandas sólo de forma excepcional. Cincuenta y dos conversaciones al año me habrían obligado a invitar a escritores que no merecían tanta atención y habrían trivializado el formato. Precisamente porque aquellas conversaciones en casa de un escritor eran una rareza y rompían el curso habitual de Apostrophes, resultaban tan relevantes.

Ir a El Boomeran(g)

Comprar libro.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!
Erratas de Marco Cassini en El Boomerang

Erratas de Marco Cassini en El Boomerang

ERRATAS. Diario de un editor incorregible relata con importantes dosis de ironía y pasión los momentos más importantes de la aventura personal y profesional del editor italiano Marco Cassini, ofreciéndonos sus reflexiones sobre los avatares de una editorial cultural en un entorno difícil y complejo, pero no exento de satisfacciones y alegrías.
“Con el oficio que he elegido esperaba una vida distinta a la que llevo. Imaginaba largas jornadas leyendo manuscritos que iban a cambiar la historia de la literatura, conversaciones en figones llenos de humo con escritores legendarios, esclarecedoras reuniones con colaboradores que continuarían en cenas memorables. Había creído poder repetir fácilmente la experiencia del New Yorker de William Shawn, de la Shakespeare & Co. de Sylvia Beach, del Grupo Bloomsbury de Virginia Woolf o de la Einaudi del trío Vittorini-Calvino-Pavese.”
 LA EDAD DE LA INOCENCIA
(agosto) 
 Marco Cassini
Editor italiano (minimum fax)
Aquel verano leí la autobiografía de Diana Athill1, donde habla de su medio siglo en el mundo de la edición, junto a André Deutsch, un intelectual húngaro que después de la Segunda Guerra Mundial fundó en Londres la editorial que lleva su nombre. Refiriéndose a los primeros años de oficio y a uno de los primeros libros que decidió publicar, Athill recuerda: