Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

Javier Pradera: los mejores oficios del mundo. Hugo Vargas en Nexos

Javier Pradera se hizo editor por necesidad.

Su vocación inicial fue la abogacía, carrera en la que logró titularse en 1955, pero su militancia en el Partido Comunista de España —al que ingresó por amistades como la de Federico Sánchez / Jorge Semprún— lo llevó a prisión en dos ocasiones. La primera en 1956, por su participación en las manifestaciones contra la dictadura y de la que logró salir más o menos indemne, y la de 1958 que le costaría su puesto de profesor universitario y la prohibición de ingresar al Colegio de Abogados y ejercer esa profesión.

Gabriel Tortella, ex compañero universitario, le tendió la mano y lo llevó a la editorial Tecnos donde se inició como agente comercial. Gracias a ello conocería a Arnaldo Orfila Reynal, director general del Fondo de Cultura Económica. Don Arnaldo no se arredraba ante nadie y había ido a España para desafiar a la censura dictatorial ofreciendo los libros color naranja del Fondo.

Y, por supuesto, se vendían. El FCE necesitaba, pues, una casa en Madrid, que no sólo distribuyera los libros mexicanos, sino que publicara autores españoles.

Era irónico que el Fondo hubiese nacido gracias a la negativa de Manuel Aguilar de publicar una colección de 50 libros sobre economía propuesta por Daniel Cosío Villegas en un viaje ex profeso a Madrid. Frustrado, Cosío regresó a México, gestionó los apoyos necesarios y fundó la más importante editorial latinoamericana: el Fondo de Cultura Económica.

Ya como gerente del Fondo en España, Pradera se entregó a una inagotable labor de gestión comercial: habla con libreros, con críticos, establece contactos con revistas como Ínsula,Índice, Destino, Triunfo y con diarios como el Abc y La Vanguardia; organiza mesas redondas con Seix Barral para promover la literatura latinoamericana, y pone en marcha un premio para las mejores tesis doctorales de economía. A Pradera también le ocupa mucho tiempo negociar con los censores. Logra introducir la historia del pensamiento socialista, de Cole, y debe pelear duramente para que se distribuyan Alfonso Reyes, Manuel Altolaguirre, El asalto a la razón, de G. Luckács, y algunas obras de E. Fromm y L. Febvre. Pero fracasa con las obras de Max Aub, Moreno Villa o Libertad bajo palabra, de Octavio Paz.

Seguir leyendo en Nexos.

Comprar libro.

Leer un fragmento.

 

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Las claves misteriosas de Humphrey Bogart que volvieron loco al FBI. Sobre el libro Fianchetto de Hugo Vargas

Las claves misteriosas de Humphrey Bogart que volvieron loco al FBI. Sobre el libro Fianchetto de Hugo Vargas

Escribe Federico Marín Bellón en los Blogs de ABC:

A la espera de echarme a los ojos los «Thinkers» de David Llada, aprovecho para hablar del excelente libro «Fianchetto», del mexicano Hugo Vargas. Artistas como Humphrey BogartMarcel DuchampCharles Chaplin Stanley Kubrick pasean por sus páginas, en las que también aparecen otro tipo de personajes: Fidel CastroChe GuevaraLenin… De algunos se ha escrito tanto que quedaba poco que aportar, aunque Vargas sabe encontrar el ángulo y las palabras adecuadas para que parezca nuevo. También alguna partida. Pero lo que cuenta de Bogart es especialmente interesante…

Humphrey fue un gran actor bajito, un hombre valiente y un ajedrecista notable, la menos conocida de sus facetas, aunque no faltan fotografías del astro jugando con Lauren Bacall, el amor de su vida (después de tres matrimonios fallidos) y una sparringaceptable. Para ella, su futura pareja era «el hombre apuesto más feo que había visto nunca». Para él, las cuatro cosas más importantes de la vida eran, según declaró a la revista «Silver Screen», la familia, el cine, la navegación y el ajedrez.

Seguir leyendo en Jugar con cabeza.

LAR_Fianchetto-158x231

 

 

Comprar libro 

19 €

 

 

 

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, además de disponer de ventajas y promociones DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

«De la exclusión a la fama: los “no” a las novelas célebres», Hugo Vargas en Milenio

«De la exclusión a la fama: los “no” a las novelas célebres», Hugo Vargas en Milenio

resena_exito_hugovargas

 

Leer reseña completa.

Comprar libro.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Ajedrez, una de las bellas artes. En torno a Fianchetto

Ajedrez, una de las bellas artes. En torno a Fianchetto

¿Saben? El arte es algo artificial, como la religión y la filosofía […] un timo. El ajedrez, en cambio, es la batalla. Se le tiene por deporte. Un brutal deporte […] Si es algo, es lucha.

Así decía Duchamp a sus amigos Octavio Paz, Truman Capote o Man Ray para provocarles cuando hablaban de ajedrez. Ray, por su parte, opinaba que «el ajedrez es un juego en que se desarrolla una inmensa actividad, pero que no deja huella alguna». Y Capote tampoco veía la profundidad que el primero le atribuye. Pero son artistas opinando sobre ajedrez. Nada más. Lo de Duchamp es distinto porque dejó aparcado el arte durante unos años para dedicarse al estudio y al juego de los escaques.

Seguir leyendo en Burgostecarios.

Comprar libro.

 

Si quieres estar al día de nuestras actividades, colecciones, propuestas, cursos, ofertas, date de alta en nuestro boletín semanal.

Manuel Azuaga recomienda Fianchetto

Manuel Azuaga recomienda Fianchetto

Manuel Azuaga recomienda Fianchetto.

La segunda sugerencia es literaria. Se trata del ensayo Fianchetto, Trama Editorial, 2015, escrito por el mexicano Hugo Vargas Comsille.

Fianchetto repasa muchos niveles y puntos de vista del noble juego. Se habla de Bogart, que amaba el ajedrez, de Edgard Allan Poe, quien lo odiaba, del comandante Che Guevara, otro apasionado, o de partidas como la que enfrentó a Stalin con Nikolái Yezhov, jefe de la policía soviética durante las grandes purgas del comunismo. No hay en el libro un solo diagrama, aunque sí se transcriben muchas e interesantes batallas en notación algebraica. Y lo que es mejor: Fianchetto está al alcance de cualquier lector, sepa o no mover un peón.

Comprar libro.

 

Fianchetto en periodistasenespañol.com

Fianchetto en periodistasenespañol.com

Fianchetto’ del periodista y editor mexicano Hugo Vargas (Tampico, 1956), es un delicioso descubrimiento para todos los amantes del ajedrez. Bajo el subtítulo ‘El ajedrez como una de las bellas artes’, ha sido publicado recientemente en la editorial independiente Trama editorial.

La obra recorre de forma amena en forma de crónicas el mundo del ajedrez y su relación con la literatura y el arte.

Habría que explicar el título: el fianchetto, palabra italiana que se puede traducir por pequeño flanco, permite desarrollar la diagonal de los alfiles, como significativamente se puede imaginar viendo la portada del libro.

Se trata, pues, de un conjunto de crónicas publicadas décadas atrás algunas y referidas al ajedrez en diferentes revistas y diarios mexicanos. El autor colabora en España en las revistas Letra Internacional y Texturas –vinculada a Trama editorial-. El libro fue publicado en diciembre de 2013 en México.

Seguir leyendo.

Comprar libro.