Carrito

Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

Aforismos diabólicos del libro y la edición (1ra entrega)

Aforismos diabólicos del libro y la edición (1ra entrega)

TX_13por Fco. Javier Jiménez
Trama & TEXTURAS nº 13
.
1
 
En una editorial, la única verdad inmutable es la cuenta de resultados; el resto siempre es objeto de opinión.
 
 
 
2

Usos y costumbres: Si un libro vende, es mérito del editor; si un libro no vende, es culpa del comercial.
 
 
 
3
Si quieres ganarte a un editor, pídele que te hable de su catálogo; si quieres hundirle, que te hable de su cuenta de resultados.
 
4
 
La parte más sensible de un editor: su ego; la parte más irritable: su bolsillo; su órgano más doliente: el hígado.
 
 
 
5
Galantería: hablarle a un editor de su último libro. Impertinencia: preguntarle por los ejemplares que ha vendido. Grosería: hablarle de los ejemplares sin vender de su almacén.
 
 
 
6
 
El secreto mejor guardado de un editor: ¿Su plan editorial? No; el montante de su último inventario.
 
 
 
7
 
Sabiduría portátil: Editores, para editar bien hay que saber vender. Libreros, para vender mejor hay que saber comprar.
 
 
 
8
 
Homenaje a Platón: hay editores estéticos (presumen de sus libros); hay editores cosméticos (presumen de sus ventas).
 
 
 
9
 
Todo ayuda a vender un libro: un buen título; con suerte, una cubierta bien resuelta; incluso, a veces, su autor.
 
 

 

 

 
10
 
Hay editores muy aficionados a la lencería, no precisamente fina: sábanas, camisas, fajas… ¿Blancas? Nunca, siempre rojas.
 
 
 
11
 
Enseñé mi nuevo libro a un amigo: –«Vaya porquería de cubierta»–. Mis libros se venden, perdí al amigo.
 
 
 
12
 
Que no nos pueda lo políticamente correcto: hay editores de nicho, hay editores minoritarios, y hay editores de mierda.
 
 
 
13
 
El editor-poeta a su financiero: «Nuestro almacén no está lleno de fracasos, sino de sueños no realizados. Siguen ahí, esperando a que alguien los sueñe».
 
 
 
14
 
El financiero al editor-poeta: «Su almacén no está lleno de futuribles, está lleno de malas inversiones».
 
 
 
15
 
Me incomoda un editor que me quiere «vender» su libro; me seduce un editor que me «cuenta» ese libro y por qué decidió editarlo.
 
 
 
16
 
Editor idealista (more Einaudi): «Prefiero equivocarme con un buen libro que me sedujo, que jugármela con un libro malo con ventas aseguradas».
 
 
 
17
 
El editor que visita librerías es una mezcla de sabueso y de marqués: husmea en busca de sus libros y se pavonea como un petimetre si los encuentra.
 
 
 
18
 
La crítica consagra autores; el mercado, editores: tanto vendes, tanto vales.
 
 
 
19
 
Leo: «La librería es templo del saber y el librero su sacerdote». Entré sobrecogido, guardé silencio, como no supe recitar ninguna oración, procuré no descolocar nada y me marché.
 
 
 
20
 
Hay jóvenes autores que utilizan a su editor como trampolín; hay viejos autores que le utilizan en cambio como bastón; hay pocos que vean en él un compañero de viaje.
 

3 respuestas

  1. Germán Echeverría dice:

    Excelente!

  2. David Soler dice:

    juas, juas… no lo había leído y está muy bien. Felicidades al autor

  3. Susana dice:

    Vaya con los desconocidos hasta ahora para mí, aforismos diabólicos y su chispa sarcástica!!!
    El que más me gustó :
    El editor-poeta a su financiero: «Nuestro almacén no está lleno de fracasos…

Deja una respuesta