La suscripción de servicios para ebooks avanza para convertirse en un experimento real. Mike Shatzkin Original en inglés

Mike_Shatzkin

 

 

La convicción que tenía desde hace tiempo de que las suscripciones masivas de ebooks no iban a funcionar estaba en parte basada en datos que están cambiando. Sigue sin ser pan comido que los ebooks lleguen a donde Spotify ha llevado a la música digital y Netflix a la distribución digital de TV y películas, pero parece más posible hoy en día que hace seis meses. Aun así, a veces las apariencias engañan.
La economía de las suscripciones se basa en pagar menos al proveedor de lo que ganarían de otra manera, para darte un margen con el que crear una propuesta de valor para los consumidores. Así es como funcionan Spotify y Netfilx, y así es como funciona Book-of-the-Month Club.
Y lo que sucede con los servicios de suscripción según pasa el tiempo es que el poder de la “marca” pasa de los títulos individuales (y autores) al servicio de suscripción en sí mismo. Una oferta de suscripción depende de un producto de marca para atraer clientes. Pero, según pasa el tiempo, el valor cambia. 
Copyright © 2020 Desing ComparteMedios. Desarrollo 2TeCh. Todos los derechos Reservados.

Con la ayuda del