Carrito

Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

Tres editores ‘amateur’. Janet Flanner en Texturas 26

Compra hasta el 7 de mayo el artículo completo y todos los contenidos de Texturas 26 en digital por sólo dos euros. Acceder.

En la evolución de la literatura, el editor literario ha sido, sin lugar a dudas, el segundo factor imprescindible. Individualmente, sin embargo, rara vez ha sido reconocido como ese elemento principal y necesario relacionado con la aparición de un nuevo gran libro, ni mucho menos por los lectores. Sólo ha representado el papel de común burro de carga de la literatura, con los autores y a veces con el peso de sus genios sobre su espalda. Como editora original del Ulises, la difunta señorita Sylvia Beach se salvó de una o dos de estas constrictivas categorías. Se hizo famosa por haber publicado únicamente esta enorme obramaestra de James Joyce, tan difícil de leer y desentrañar que, en un primer momento, tanto los lectores como numerosos críticos necesitaron su tiempo para apreciarla. Al principio le daban las gracias, sobre todo por el mero hecho de la conmoción que provocaba cada vez con mayor frecuencia en todo el mundo literario occidental de los incipientes años veinte. Después, con el paso de los años, fueron literalmente losmiles de turistas y lectores y escritores de ambos lados del Atlántico que acudían a su pequeña librería Shakespeare en la rue de l’Odéon los que le agradecieron en persona su servicio a la literatura. La librería se había convertido en un enorme centro difusor de ilustración e influencia literaria que ella presidía de forma humilde, una persona tan pequeña como su local, de talla adolescente, con melena corta de colegiala y cuello blanco de oficinista, y gafas baratas con montura de acero. De donde no escapaba al destino de editor literario era como bestia de cargamoviéndose con dificultad bajo el aplastante fardo de genio y egocentrismo de algún autor excepcional, carga pesada como las piedras o el mármol en el caso del dublinés Joyce. No existe crónica de ningún otro gran escritor de prosa en inglés de nuestro tiempo en quien habitara una personalidad tan prodigiosa como la que él poseía, o que tuviera un carácter tan Tres editores ‘amateur’ profundamente esculpido y forjado por su propio ego. Era como una elegante y delgada columna de granito erigida en su propio honor.

Parte de su fama provenía del hecho de ser una editora amateur y una mujer que tuvo el valor de publicar un clásico masculino moderno tan osado como el Ulises. Toda la gratitud de Joyce, en granmanera sobreentendida, se debería haber dirigido a ella como mujer. Pues la paciencia que tuvo con él era femenina, casi maternal, incluso en lo que respecta a su libro. En uno de esos obituarios británicos, a menudo tan extraordinarios por su mezcla de justicia, honestidad e ironía, el señor Darsie Gillie, corresponsal en París de The Guardian, la describió después de su muerte como «una mujer que ha dejado en la literatura una marca que pocos podrán igualar.

Txt_26Para seguir leyendo, compra hasta el 7 de mayo el artículo completo y todos los contenidos de Texturas 26  en digital por sólo dos euros. Acceder.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Marketing digital para pequeñas editoriales. David Soler en Texturas 27

Marketing digital para pequeñas editoriales. David Soler en Texturas 27

Compra hasta el 30 de abril el artículo completo y todos los contenidos de Texturas 27 en digital por sólo dos euros. Acceder.

Muchas son las empresas que se han lanzado al mundo de Internet en general y al de las redes sociales en particular por eso de que son gratis. Pero también muchas son las que, al no contar con recursos ni formación, van a lo de siempre viendo cómo otras, las grandes con recursos, sí parece que consiguen un retorno. Entre los errores que se cometen, uno de los que se repite es fijarse más en la cantidad que en la calidad y hacer en todas partes lo mismo. Creo que el error es fruto de no pensar estratégicamente, para después planificar y desarrollar una táctica que se adecue tanto a la editorial como a los sitios donde vamos a estar presentes.

Voy a tratar de escribir una hoja de ruta de lo que podría ser una estrategia de marketing digital para una empresa del sector editorial pero, sobre todo, partiendo de la base de que no se cuenta con excesivos recursos ni económicos ni humanos. No debe tomarse como un listado de sitios donde conseguir «el éxito» aunque haga mención a sitios específicos. Los sitios solo sirven para «tangibilizar » el concepto que trato de transmitir. En el ejemplo que usaré el centro de la estrategia es llevar tráfico a una tienda online que podría ser perfectamente una web tipo catálogo. El modelo sirve igual, o casi, si el centro fuera un blog o una página de Facebook, por poner dos ejemplos. Solo habría que hacer ajustes, pero como visión general creo que sirve. Lo importante, creo yo, es la metodología y la línea de razonamiento.

Así que ahí vamos con nuestro particular marketing de guerrilla que, obviamente, puede hacerse de muchas maneras. Antes de empezar resumiré un post de Tristan Elósegui sobre errores estratégicos más comunes en una estrategia de social media (http://bit.ly/1CEJ4zW). Son estos:

1. Usar las redes sociales para vender. Ahí no se vende, se atrae tráfico al sitio donde sí se vende.
2. Perder de vista los objetivos del negocio o mezclarlos con los de la Red. Todo empieza con los objetivos que quiero conseguir como negocio (asumiendo que siempre la meta es la venta).
3. Derivado de lo anterior, equivocarse con las métricas que vas a usar para definir si lo estás haciendo bien. Por poner un ejemplo, al final tener muchos likes no significa nada.

Txt_27Para seguir leyendo, compra hasta el 30 de abril el artículo completo y todos los contenidos de Texturas 27  en digital por sólo dos euros. Acceder.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

François Maspero, retrato de un editor. Gabriela Torregrosa en Texturas 28

François Maspero, retrato de un editor. Gabriela Torregrosa en Texturas 28

Compra hasta el 23 de abril el artículo completo y todos los contenidos de Texturas 28 en digital por sólo dos euros. Acceder.

El pasado once de abril (año 2015) falleció en París, a los 83 años, el gran editor francés de la izquierda: François Maspero. Maspero fue, sin embargo, mucho más que un editor, como él mismo se empeñaba en recordar siempre que se le presentaba la ocasión; no en vano fue también librero, periodista, escritor y traductor. La labor editorial se impone casi como una exigencia de los tiempos y de su pasado familiar, una responsabilidad con respecto a lo vivido: sus padres fueron arrestados y deportados en 1944 por el ocupante nazi. Unos meses después muere su padre en el campo de concentración de Buchenwald, y su hermano, en combate, con tan solo diecinueve años. Más tarde, en el contexto histórico de las guerras coloniales, editar no era tanto una opción como un imperativo. Así pues hay que leer el catálogo de Maspero como el resultado en ocasiones azaroso de las circunstancias que le tocaron vivir y de un cierto compromiso ineludible.

En 1955, con 23 años, Maspero abre su primera librería, a la que sucede una segunda, más grande y con más empleados: La Joie de Lire, en pleno Barrio Latino, una librería que será durante mucho tiempo (hasta que la primera FNAC abra sus puertas en 1974) la librería parisina más importante, además de un punto de encuentro de intelectuales opuestos a la guerra de Argelia. De ahí surge la necesidad de la edición, de este «carácter insoportable de las guerras coloniales [y de] la desilusión frente al comunismo soviético» nace el Maspero que se improvisa editor (y todo el lote qui va avec): el Maspero apasionado de la tipografía, el editor exigente y comprometido, el editor insobornable. El editor que, inevitablemente, incomoda al poder: por esa época se suceden los constantes secuestros de ediciones, los encausamientos, los pleitos, los atentados, que están a punto de llevar a la quiebra a la editorial. Ésta sobrevive únicamente gracias al apoyo de autores y lectores.

Allá por 1982, las ilusiones perdidas, Maspero abandona la editorial, dejando tras de sí un catálogo impresionante que es todavía hoy referencia ineludible de la edición crítica en Francia. Para él, la edición fue «un oficio en el que todo es imperfecto y en el que todo empuja a la perfección». Para él, como para cualquier editor de raza, un editor se define por su catálogo: «Un editor se define por su catálogo. Primero está el catálogo de los libros que ha publicado, pero después también está un catálogo para mí mucho más importante: el catálogo de los libros que no ha publicado; y yo estoy muy orgulloso de ver los libros que no he publicado. En una tercera categoría estaría el catálogo de libros que uno ha hecho que publiquen otros editores».

Txt_28

Para seguir leyendo, compra hasta el 23 de abril el artículo completo y todos los contenidos de Texturas 28  en digital por sólo dos euros. Acceder.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

El libro como relación y la librería como nodo en la ciudad posmoderna. Imanol Zubero en Texturas 29

El libro como relación y la librería como nodo en la ciudad posmoderna. Imanol Zubero en Texturas 29

Compra hasta el 16 de abril el artículo completo y todos los contenidos de Texturas 29 por sólo dos euros. Acceder.

I.

Dice Manuel Rivas que «hay mucha gente que vive sin libros y no les pasa nada, pero la ciudad no existiría sin librerías». Para quienes, como es el caso de quien esto escribe, no podemos concebir nuestra vida sin la compañía de los libros, es fácil identificarse sin mayor reflexión con una afirmación así. Pero, si lo pensamos mejor, nos daremos cuenta de que, si bien es cierto que mucha gente vive sin libros, no es improbable que tal ausencia tenga consecuencias. ¿Cuáles? Esta es ya otra cuestión sobre la que no haré apreciaciones interesadamente personales; recomiendo, en todo caso, la lectura –que no se alarmen los sin-libristas: es lectura, pero de un blog– de la divertida y paródica demanda de un México sin libros publicada por Eduardo Huchín Sosa en la edición digital de Letras Libres.

Me interesa más, en el contexto de esta breve reflexión que ahora iniciamos, referirme a las consecuencias sociales que ese vivir sin libros, practicado por mucha gente, sin duda tiene muy especialmente sobre la ciudad. De manera que, matizando a mi admirado Manuel Rivas –lo mismo en su versión librera que carpintera–, yo diría que el hecho de que tanta gente viva sin libros se relaciona directamente con la posibilidad de que las librerías vayan desapareciendo progresivamente de nuestras ciudades. Y viceversa: si, como nos recuerda últimamente Roberto
Casati, «los niños y jóvenes que leen son sobre todo aquellos que han crecido en un entorno rico en libros, y en el cual los padres (especialmente la madre) leen», es fácil concluir que habitar en un entorno urbano pobre en libros juega en contra de la vocación lectora de la ciudadanía.
II.

El Mapa de Librerías elaborado por el Observatorio de la Librería en España para el año 2013 identifica un total de 4.336 librerías ubicadas en 862 municipios, lo que significa que, en principio, en aquel momento había una  población de 35.778.821 habitantes que contaban con alguna librería en su entorno más próximo. Por el contrario, la inmensa mayoría de municipios españoles, un total de 7.254, carecían de librerías; poblaciones pequeñas en su mayoría, incluso muy pequeñas, con muy pocos vecinos, pero que aún así agrupaban a 11 millones y medio de habitantes. Poblaciones pequeñas, decimos; sí, pero no sólo: en septiembre de 2015 cerraba la librería Sintagma, la única que había en la localidad almeriense de El Ejido, una ciudad con casi 85.000 habitantes.

Txt_29Para seguir leyendo compra hasta el 16 de abril el artículo completo y todos los contenidos de Texturas 29 por sólo dos euros. Acceder.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

«Homo legens» o la lectura como clave de vida. Antonio Basanta en Revista Texturas 30

«Homo legens» o la lectura como clave de vida. Antonio Basanta en Revista Texturas 30

Comprar hasta el 9 de abril el artículo completo y todos los contenidos de Texturas 30 por sólo dos euros. Acceder.

Somos lo que leemos. Como personas y como sociedad. Más aún: somos en la extensión y cualidad de nuestras actitudes y aptitudes lectoras. Leer es anterior a la aparición de la escritura, de los alfabetos; incluso a la propia presencia del lenguaje verbal.

No hay homo sapiens sin homo legens: homo que sabe –o que aspira a saber– porque es mujer y hombre que lee. Ninguna otra actividad explica mejor nuestra aventura civilizatoria como especie que ésta del leer.

Fuimos y somos lectores del mundo que nos envuelve y nos acoge. Del trueno y del rayo. De la luz y sus certezas, de la noche y sus misterios. Del gran mapa del firmamento. De la brisa que trae el anuncio de la lluvia. Del solano que anticipa su desierto…

Fuimos y somos lectores de nuestro mundo interior. De nuestras emociones. De nuestra imaginación, de nuestros sueños. Saber leer es saber leerse.

Fuimos y somos lectores de nuestros semejantes. No hay empatía sino como consecuencia de la acción de leer, de penetrar en el mundo del otro y de lo otro, para convertirlo también en nuestro propio texto. Leer es el sustento básico de la comunicación. Y la comunicación es el origen primero de la comunidad.

Lectores de lo real y lectores de lo simbólico. De lo tangible y de lo intangible. De las eternas preguntas que no cesan. De las eternas respuestas que no sacian.

Pensar no es sino un ejercicio de lectura.
Como sentir.
Como imaginar.
Como intuir.
Como decidir.
«Homo legens»
o la lectura como clave de vida.
Leer va más allá de soportes y de destrezas. Está en nuestra propia esencia. Su ausencia nos haría sencillamente inexplicables. Leemos como respiramos. Con idéntica feliz naturalidad e inercia…

 

txt_30Comprar hasta el 9 de abril el artículo completo y todos los contenidos de Texturas 30 por sólo dos euros. Acceder.

 

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Una economía digital sostenible. Javier Gutiérrez en Revista Texturas 31

Una economía digital sostenible. Javier Gutiérrez en Revista Texturas 31

La actividad económica desarrollada en el entorno digital tiene dos características propias que fomentan el desequilibrio en su proceso de crecimiento: por una parte, este proceso está impulsado por unos vectores que lo dotan de una gran velocidad transformadora; y, por otra parte, carece de un marco regulador que garantiza la gobernanza en este proceso.

Esta actividad, que podemos denominar actividad económica informacional, siguiendo la definición –ya consolidada– de Manuel Castells, ha tenido una evolución en el tiempo y, como ocurre con cualquier fenómeno socio-económico, su gestación tiene unos orígenes remotos.

La actividad económica informacional aparece incardinada dentro de lo que, ya en los años cincuenta, la Escuela de Frankfurt denominó la «postmodernidad». En este artículo voy a hacer una breve revisión de este proceso, cuyo veloz y caótico desenlace se está generando en los últimos diez años. También formularé algunas propuestas orientadas al avance de una ordenación reguladora que genere un nuevo contrato social que posibilite que el actual desarrollo tecnológico permita al ser humano no solamente vivir mejor, en el sentido biológico del término, sino además alcanzar su plenitud dentro de la sociedad a la que pertenece.

Primero

Nos encontramos inmersos ante un nuevo paradigma «tecno-económico», que es el responsable del paso definitivo del capitalismo industrial al capitalismo posindustrial o «capitalismo informacional».

Para algunos economistas como Jeremy Rifkin, está apareciendo un sistema económico nuevo, «el procomún colaborativo», que está desarrollándose junto con el mercado convencional y está transformando nuestra manera de organizar la vida económica, ofreciendo la posibilidad de reducir las diferencias en ingresos entre las clases sociales, de democratizar la economía mundial y de crear una sociedad más sostenible desde el punto de vista ecológico.

Comprar el artículo completo y todos los contenidos de Texturas 31 . Acceder.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

No data, Big Data, Small Data, Another data. Joaquín Rodríguez

No data, Big Data, Small Data, Another data. Joaquín Rodríguez

Artículo publicado en Texturas 31

No data Pongamos que un encuestador ha sido encargado con la tarea de consultar a una muestra de ciudadanos sobre sus gustos y prácticas lectoras. Pongamos que esa muestra está bien dimensionada y estructurada y que las respuestas, por tanto, representarán por igual a todos los géneros y segmentos socioculturales de esa sociedad. Pongamos que plantea una de las pregunta clave en toda encuesta sobre hábitos y prácticas culturales: ¿lee usted libros? ¿con qué frecuencia lo hace? Esta pregunta, aparentemente tan sencilla y sin tacha, esconde un aplastante efecto de imposición que fuerza a los encuestados, sobre todo a quienes no leen, a expresar su buena voluntad cultural, a esconder lo que en una situación comunicativa como la de una encuesta pudiera parecer vergonzante o bochornoso.

Seguir leyendo.

Comprar revista.

Suscribirme a la revista.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Texturas 31. Empezando la segunda década

Texturas 31. Empezando la segunda década

portada_texturas_31La semana que viene, si los hados son propicios y nada se tuerce, verá la luz el número 31 de Texturas.

Aquí os dejo el índice completo

Sumario de Texturas nº 31

01_Ápice

–Carta a los impresores; Valery Larbaud

–Carta a los lectores; Martí Soler

02_Cartela

–A fondo perdido. La edición oficial en la Comunidad Valenciana; Guillermo Quintás Alonso, Leticia Rodríguez Torrado & Rafael Quintás Soriano

–Libreros novohispanos; Tomás Granados Salinas

03_Traviesa

–Un paseo por el campo; Daniel Goldin

–¿Por qué la gente prefiere gastarse el dinero en un par de pantalones y no en un libro?; Jaime Fernández Martín

04_Remate

–Una economía digital sostenible; Javier Gutiérrez Vicén

–No data, Big data, Small data, Another data; Joaquín Rodríguez

–Google Play Books: ‘Bestsellers’; Luis Collado

–La edición académica española a partir de sus metadatos; Elea Giménez-Toledo & Jorge Mañana-Rodríguez

–¿Almacenas o coleccionas?; Lorena Fernández Álvarez

–Librerías que se abren; Marta Magariños

05_Lóbulo

–Libros y webs

Comprar número
Suscribirme a la Revista

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

10 años de Texturas. Antonio Rivero Taravillo

10 años de Texturas. Antonio Rivero Taravillo

Con su número 30, aparecido hace algunas semanas, la revista Texturas, «sobre edición y libros, sus hechos y algunas ideas», cumple su décimo aniversario. Como declaran los editores en el preliminar de este número, «el que una revista de pensamiento y cultura alcance en estos tiempos que corren, difíciles, convulsos, contradictorios y apasionantes, los diez años de publicación ininterrumpida es un hecho no insólito pero sí algo poco frecuente en nuestro país.» Entre los enjundiosos contenidos, un artículo de Cesare Pavese, «Leer.»

txt_30

Acceder al original en Fuego con nieve, el blog de Antonio Rivero Taravillo.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Trama & Texturas Nº 30 – Edición de aniversario. En Anatomía de le Edición

Trama & Texturas Nº 30 – Edición de aniversario. En Anatomía de le Edición

Trama & Texturas es sin duda una revista de gran relevancia para editores y cualquier otro profesional del mundo del libro. Su último número es una edición especial que celebra sus diez años de publicación ininterrumpida, e incluye índices cronológico, temático y onomástico desde su primer número en 2006.

Al hacer una revisión de los índices podemos ver que Trama & Texturas ha acompañado el debate entorno a la transformación del sector editorial, abordando sus problemáticas y las oportunidades que ha suscitado el desarrollo de la edición digital.

Además, la revista se ha preocupado siempre por incluir en este continuo debate a todos los actores de la cadena del libro, encontramos así no solo miradas desde la edición, sino también desde las bibliotecas, las librerías e incluso la lectura y la crítica de la cultura. También esta diversidad de perspectivas convierte a Trama & Texturas en un valioso referente entre las revistas culturales.

Seguir leyendo en Anatomía de la Edición.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.