Carrito

Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

Reflexiones sobre el mercado del libro en Argentina. Manuel Gil

Reflexiones sobre el mercado del libro en Argentina. Manuel Gil

Durante mi estancia en la presente edición de la “FIL de Buenos Aires” tuve la ocasión de hablar con numerosos editores y distribuidores de ese país, pues bien, observé una cierta preocupación por la situación actual del sector en el país, pese a tener una estructura bastante desarrollada.

Argentina tiene un tejido de librerías (con fondo) muy potente, en torno a 1200 librerías, con un 70% de naturaleza independiente, es decir, sin pertenencia a cadenas, y unas redes de bibliotecas de bastante capilaridad, unas 1500 bibliotecas populares, de naturaleza comunitaria y apoyo estatal mediante subsidios, y más de 2000 bibliotecas públicas (generales o especializadas). En cuanto a editoriales el censo se sitúa en torno a 400, entre comerciales, universitarias y de autopublicación. Las editoriales producen unas 27000 novedades y en torno a 60 millones de ejemplares, la venta es mayoritariamente para el mercado interior, siendo la cifra de exportaciones un poco baja. Pues bien, pese a todo esto, la caída de ventas en estos últimos años se sitúa en torno al 25%.

Veamos algunos de los problemas que me transmitían los editores y distribuidores argentinos referidos a la situación del sector, y hago aquí referencia también a varios informes que tuve la ocasión de consultar. Dos informes de la Cámara del Libro de Argentina ciertamente importantes, por un lado “El Libro Blanco de la Industria Editorial Argentina 2017“, y por otro el “Informe de Producción del Libro Argentino 2017” y  un último publicado por el ICEX (Instituto de Comercio Exterior de España) que es bastante interesante, “El Comercio Exterior del Libro en Argentina 2018“.

Seguir leyendo en el blog antinomias libro de Manuel Gil.

 

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

 

Entrevista a Manuel Gil: “El sector editorial iberoamericano, un estado de la cuestión”

Entrevista a Manuel Gil: “El sector editorial iberoamericano, un estado de la cuestión”

Iñaki Vázquez nos ofrece un conjunto de entrevistas en formato vídeo a distintas personas del sector del libro.

Recogemos aquí la realizada a Manuel Gil, codirector de la Revista Texturas y autor del blog Antinomias Libro.

Durante esta entrevista, Manuel accede a contestar a diversas preguntas sobre la industria editorial, tanto en el ámbito español, como el que hace referencia a América Latina y México en concreto.

Si quieres estar al día de nuestras actividades, colecciones, propuestas, cursos, ofertas, date de alta en nuestro boletín semanal.

Auto publicación. Del escepticismo al temor. Manuel Gil

Auto publicación. Del escepticismo al temor. Manuel Gil

Cuando hace varios años comenzó a hablarse de la autopublicación mucha gente del sector, entre la que me incluyo, lo observamos como un fenómeno periférico y marginal, una moda que pasaría en breve, de manera que observamos el fenómeno con displicencia, superioridad y muchos prejuicios.
Eso de autoeditarse un libro parecía un fenómeno friki o de geeks convertidos en paladines de la modernidad, al margen de autores que necesitaban incrementar su ego. Editar las poesías que compones en la ducha o las recetas de pastelería de tu tía madrina era algo ajeno al mundo editorial. La edición veía el fenómeno como algo absolutamente ajeno a sus problemáticas, pero el tiempo ha pasado y algunos (al menos yo) hemos cambiado abiertamente de opinión. Mirando cómo se veía el fenómeno hace unos años tan sólo encuentro algunos analistas que ya intuían que esto era algo más que moda friki, que era un fenómeno que se quedaría y repercutiría en el entramado de la industria editorial, se puede ver en Internet las apreciaciones de Celaya, Rodriguez y Gozzer sobre el tema en aquellos años. Las tecnologías digitales han puesto la autoedición de libros al alcance de cualquiera, y los datos comienzan a ser concluyentes y tercos en cuanto a la magnitud del asunto y su repercusión comercial. Un error de bulto importante.