Carrito

Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

Anuario AC/E 2018 de cultura digital

Anuario AC/E 2018 de cultura digital

El Anuario AC/E de cultura digital es una publicación que refleja el impacto que Internet está teniendo en nuestra sociedad con el fin de profundizar en la transformación del sector cultural y ayudar a sus entidades y profesionales a crear experiencias en línea con las expectativas de los usuarios del siglo XXI.

La primera parte de esta edición de 2018 reúne textos de profesionales de la cultura y especialistas del entorno digital para hacer una puesta al día sobre temas trascendentes entre las principales tendencias. Como cada año, la segunda parte propone un Focus centrado en los cambios que experimentan la lectura y los lectores con el propósito de trazar un mapa de lectura digital.

Así Mario Tascón profundiza en las ciudades conectadas que han generado los nuevos dispositivos interconectados y el Internet de las Cosas, para después perfilar el rol que los espacios culturales están llamados a protagonizar en ellas.

A continuación José Manuel Menéndez y David Jimeno Bermejo describen los nuevos retos de las tecnologías inmersivas y su consolidación en el ecosistema de los contenidos. Mientras el equipo de UNIT Experimental de la Universidad de Valencia repasa su experiencia en el uso del diseño digital y analiza cómo las nuevas posibilidades de los dispositivos móviles ofrecen recursos para la construcción del discurso museográfico.

Jovanka Adzic nos trae una cuestión de plena actualidad. En su análisis sobre la evolución de las redes sociales y su cada vez mayor influencia en la forma de vida de las personas, también toca el problema de las noticias falsas en la red y plantea una reflexión seria sobre las ventajas competitivas de los enormes volúmenes de Social Data que acumulan las FANG en una economía impulsada por el Big Data.

Por su parte, Elena Neira, vuelve su mirada al impacto del consumo cultural en pantalla y los modelos de negocio basados en la suscripción, el denominado modelo Netflix”. Y Emma Rodero se acerca al tema del Focus de este año en su revisión de la oralidad para luego analizar el creciente peso de la voz y el sonido en la era digital. Mientras Pablo Gervás desarrolla el concepto de creatividad computacional y su impacto en la creación literaria.

En total 7 artículos de expertos destacados para ayudarnos a conocer y reflexionar sobre los cambios en los que está inmersa nuestra sociedad en su conjunto, y tras los que también se adivinan nuevas oportunidades para el sector cultural.

La segunda parte del Anuario plantea, como cada año, un Focus que reflexiona y expone, a través de ejemplos de buenas prácticas nacionales e internacionales, los grandes cambios que están experimentando la lectura y los lectores en la era digital con el objetivo de dar una visión de conjunto sobre esta cuestión. Sus autores, Luis Miguel Cencerrado, Elisa Yuste y Javier Celaya, trazan así un mapa para ayudarnos a conocer y a movernos con desenvoltura entre todo tipo de textos, destacando la figura del lector en el contexto actual de lectura híbrida (papel, digital, audio, visual, transmedia, etc.) que es la que propicia la era digital que nos ha tocado vivir.

Acceder al Anuario.

 

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura, DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si únicamente quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Elisa Yuste. Un estado de ánimo

Elisa Yuste. Un estado de ánimo


Me llamoElisa Yuste.
Y en el sector del libro o como mero lector se me conoce como Elisa Yuste.
Me gusta leer porque, para mí, la lectura es vida.
Cuando tenía doce años quería ser cada día una cosa.
Hoy soyconsultora y formadora en temas de lectura, edición digital y aplicaciones de la tecnología en entornos culturales y educativos.
Cuando me toca contarle a un extraño en una boda por qué me gusta leer o ando entre libros le digo que… La lectura no ha estado entre los temas de conversación más comunes en las pocas bodas a las que he asistido, la verdad.
Sin embargo, en realidad mi día a día es más bien así: Lectura, lectura, lectura… en papel, en pantalla; de día, de noche, por la tarde; por interés, por trabajo, por placer; solitaria, compartida…
Lo más raro que me ha sucedido nunca fue cuando… No suelo etiquetar las cosas como raras, me gustan más adjetivos como “curioso”, “especial”, “sorprendente”…
Y lo peor…Nunca guardo las malas experiencias. Las supero, “las aprendo” y las olvido.
Aún más, si te dedicas a lo mío la gente no dejará de tocarte las narices con… ¿pero entonces exactamente qué haces?
He perdido el entusiasmo por lo que hago cuando… Nunca pierdo el entusiasmo; además de leer, me encanta entusiasmarme, lo hago a diario.
Sin embargo, lo mejor de mi trabajo, sin duda, es poder compartirlo.
El mejor día que recuerdo en el trabajo fue cuando eché a volar con mis propias alas.
Cuando quiero tomarme un descanso me dedico a las tres “D”: Desconectar, Descansar y Disfrutar (de la lectura, la música, el cine, el teatro, la televisión, la visita a mis rincones favoritos, los viajes…). Todo ello, siempre que es posible, mejor en compañía de los míos.
Así es como veo el futuro de mi profesión… Como un mar de enormes posibilidades y oportunidades, con ilusión por aportar mi pequeño grano de arena.
Eso sí, si un día logro jubilarme querré pasar el tiempo que me queda haciendo lo mismo que hago cuando me tomo un descanso.
El último libro que he leído ha sido Los surcos del azar, de mi admirado y apreciado Paco Roca.
Y lo conseguí en la Feria del Libro.
Y el primero que recuerdo que leí fue… Ufff, imposible recordar con tanta precisión, tengo memoria de pez; pero hace poco encontré, entre cajas de mudanza y trastero, un ejemplar de Coleta, la poeta.
En mi mesilla tengo ahora para leer una tableta llena de cuentos, novelas, estudios, informes, artículos, aplicaciones…
Me gustaría añadir que me encanta leer, ¿no lo he comentado? 🙂