Carrito

Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

Libros, librerías y café. Roger Michelena

Libros, librerías y café. Roger Michelena

Mi primera visión del mundo fue agua velada, escribe Anaïs Nin, esa agua velada en mi caso fue el café de mi abuela, endulzado con papelón, en taza de peltre y sentado en el poyo de la ventana. El café ha estado asociado al despertar, a la conversa al estudio y a la escritura no por poca cosa más de uno  ha lanzado lapidarias frases y odas.

Cuenta la leyenda que Balzac se tomaba unas cincuenta tazas de café al día.

Este café cae en el estómago… A partir de ese momento, todo se agita. Las ideas rápidas se ponen en marcha como los batallones de un gran ejército… […] La pluma se desliza por el papel, el combate, la lucha, llega a una violencia extrema y luego muere bajo un mar de tinta, negro como un auténtico campo de batalla que se oscurece en una nube de pólvora.

«Un sorbo baña los espíritu deprimidos y los eleva más allá de los sueños más sublimes.» John Milton

Seguir leyendo