Carrito

Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

El largo declive de las revistas culturales. Joaquín Rodríguez

El largo declive de las revistas culturales. Joaquín Rodríguez

Puede que existan razones incontrolables para entender el largo declive de las revistas culturales pero resulta incompresible que la última estocada pueda asestársela la administración pública. ¿Alguien hará algo por detener esta larga hemorragia de la cultura?

Existen muchas razones, a mi juicio, por las que las revistas culturales -antaño un bastión de la vanguardia en todos los ámbitos de la cultura, fuera el cine,  la arquitectura, el teatro, la pintura, la crítica cultural o la ecología- están en franco declive hace ya una década:el desplome de los suscriptores que conformaban e

  • el desplome de los suscriptores, de aquellos incluso que, al menos teóricamente, deberían formar parte del target o grupo de interés de esta clase de revistas. En la competencia por el tiempo, el bien más escaso que poseemos, otras fuentes, formatos y soportes han ganado la partida;
  • el desinterés progresivo de los que deberían ser nuevos lectores por ese tipo de formato, de fuente y de lectura. No basta con constatar cuál es la naturaleza y el perfil de los lectores actuales (mayores de 45 años, con estudios superiores, varones y con ingresos por encima de determinada cantidad), sino que sería necesario entender la de los potenciales y esquivos lectores del futuro;

Seguir leyendo.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

Si quieres recibir información de nuestras novedades. Lo puedes hacer aquí: acceder.

Las revistas culturales en las bibliotecas públicas y universitarias

Las revistas culturales en las bibliotecas públicas y universitarias

La Asociación de Revistas Culturales de España (ARCE) acaba de publicar el informe Las revistas culturales en las bibliotecas públicas y universitarias. Presencia. Lectores. Nuevos recursosLink externo, que ha contado con el patrocinio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través de la Subdirección General de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas.

El estudio se basa en una encuesta realizada a más de 200 bibliotecas (el 80,85% del ámbito público y el 19,15% del universitario) entre septiembre de 2015 y marzo de 2016, y aborda aspectos como la presencia de las revistas culturales en las bibliotecas, presupuestos, modelos de suscripciones, colecciones, conservación y actividades en las bibliotecas públicas y universitarias. Además incluye una comparativa de la evolución de estas cuestiones en diez años transcurridos desde el primer estudio que ARCE llevó a cabo en el año 2006.

El informe observa, desde 2006, una progresiva devaluación de la presencia de las revistas culturales en las bibliotecas debida a los recortes presupuestarios, el cambio de modelo de compra de suscripciones a revistas culturales por parte de la Administración y el proceso de digitalización de los contenidos.

Acceder al estudio completo.

Ver la nota completa del Observatorio de la Lectura y el Libro.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

19 de mayo. Las revistas culturales en el horizonte digital

19 de mayo. Las revistas culturales en el horizonte digital

El próximo 19 de mayo, jueves, tendrá lugar en la Institución Libre de Enseñanza, Paseo General Martínez Campos, 14, Madrid, el encuentro de profesionales

Las revistas culturales en el horizonte digital

Dirección: José Antonio Millán y Manuel Ortuño (presidente de ARCE)

con el siguiente Programa:

10.00 h     Apertura

10.15 h      “Una revista multiplataforma”

Bruno Galindo (redactor de El Estado Mental)

10.45 h     “El idioma no es un problema”

Rosa Olivares (editora fundadora de EXIT)

11.15 h     “Haciendo las cosas al revés”

Ángel Luis Fernández Recuero (CEO de Jot Down)

11.45 h     Coloquio

12.30 h     Pausa

12.45 h     “Del papel a la Web, y vuelta”

Álvaro Delgado-Gal (Director de Revista de Libros)

13.15 h     “Un periódico semanal”

Aloma Rodríguez (editora de “VidaCulturaIdeas” en Ahora)

13.45 h     Coloquio

Las revistas culturales han sido siempre un eficaz punto de encuentro para los creadores, y un interesante medio de comunicación con el público en general. Pero en la actualidad, las revistas impresas sufren el mismo tipo de crisis que el resto de la prensa escrita.

En los últimos años algunas revistas han desaparecido. Otras se han convertido exclusivamente en digitales. Otras son mixtas. Algunas resisten sin grandes cambios. Las distintas estrategias pueden depender de su temática, su público o su historia: no hay dos casos iguales, pero del análisis de esta variedad se pueden tal vez extraer algunas líneas generales.

Para las revistas culturales en español o de ámbito hispánico las nuevas posibilidades de distribución en soporte o por medios digitales constituyen una oportunidad significativa, que puede permitir, por ejemplo, que se conviertan en publicaciones multiplataforma. La distribución de contenidos en otros idiomas es una opción para transitar nuevas vías de difusión. Las alianzas con medios ya establecidos permitirían ensanchar la base de público con la que cuentan. Por último, nuevas tipologías de publicaciones están permitiendo explorar alternativas para la relación con el público lector.

Seguir leyendo.

Si quieres estar al día de las actividades, colecciones, propuestas, cursos, información destacada semanalmente del sector del libro y la cultura DATE DE ALTA en el Boletín semanal de Trama Editorial.¡NO TE ARREPENTIRÁS!

 

ARCE abre su Canal de Youtube con el proyecto de entrevistas EL SILLÓN ROJO

ARCE abre su Canal de Youtube con el proyecto de entrevistas EL SILLÓN ROJO

La Asociación de Revistas Culturales de España (ARCE) ha abierto en Youtube su Canal con el proyecto El Sillón Rojo, que reunirá entrevistas a destacados personajes de la cultura, propuestos por los editores o directores de nuestras revistas. Las entrevistas se realizan en la sede de ARCE y el entrevistado aparece sentado en el sillón rojo, que se ha convertido en un elemento constante en la imagen de la Asociación.
Hasta el momento se han subido tres entrevistas:

Sigue leyendo

Dar a pensar. Rafael Muñoz

Dar a pensar. Rafael Muñoz

Somos una sociedad amenazada por un nuevo analfabetismo, que es el de tener una relación meramente instrumental con la lectura y la escritura. Así,  la escritura está dejando de ser un medio de comprensión y de elaboración de la experiencia personal y colectiva, para reducirse a una herramienta comunicativa.  Marina Garcés

La lectura del último libro de la siempre interesante profesora catalana, del que ahora destaco las líneas precedentes, coincidió con una charla-coloquio que celebramos a media semana en compañía de amigos que reflexionan y trabajan, cada uno desde su campo, con las herramientas que proporcionan tanto la escritura como la lectura.

Como ya dejé escrito en un artículo precedente, se trataba de reflexionar en voz alta sobre la función que desempeñan nuestras lecturas la hora de ponernos a escribir, a reflexionar por escrito sobre los temas que nos atañen. O de forma más concreta, dirimir cuáles eran nuestros nutrientes o referencias, en papel o digital, en este espacio creativo donde conviven informaciones llegadas de revistas en papel, blogs, muros de Facebook,  referencias en Twitter y/o otras redes sociales. Las intervenciones transitaron por aquellos semanarios que despertaban nuestra curiosidad cuando éramos algo más jóvenes, hasta llegar a las fuentes que hoy cubren nuestras necesidades, tanto profesionales como de índole personal, y lo hacen en los soportes de los que estamos hablando.

Seguir leyendo en Salamancartvaldia.

Si quieres estar al día de nuestras actividades, colecciones, propuestas, cursos, ofertas, date de alta en nuestro boletín semanal.

Sobre trincheras y/o avanzadillas culturales. Rafa Muñoz

Sobre trincheras y/o avanzadillas culturales. Rafa Muñoz

En esa vida que, a veces, nos parece como un gran solar sin postes indicadores, en medio de todas las líneas de fuga y de los horizontes perdidos, nos gustaría dar con puntos de referencia, hacer algo así como el catastro para no tener ya esa impresión de navegar a la aventura. Y entonces creamos vínculos, intentamos que sean más estables los encuentros azarosos. Patrick Modiano.

Yo leo para saber que no estoy solo, que vivo en comunidad, que hay algo fuera de mí que me afecta, que clama por mi atención. Y leer es escribir con los ojos. Ilan Stavans

 

El próximo martes tenemos previsto reunirnos, en torno a una mesa, unas cuantas personas que solemos darle a la tecla por diferentes razones. La idea es charlar entre nosotros y con aquellos de ustedes que decidan acercarse a la Biblioteca Pública Casa de las Conchas, para ensayar diferentes respuestas, reflexiones y comentarios ante lo que suscite la pregunta que encabeza el encuentro ¿Qué leemos mientras escribimos? Que reformulada de otra manera se preguntaría sobre qué tipo de lecturas alimentan nuestra necesidad de escribir o de expresarnos, tanto en papel como en formato digital.

Las personas convocadas tenemos una relación con la escritura que va desde quien escribe literatura infantil, tiene en su nómina un conocido premio y gestiona un blog sobre creación literaria, hasta ese factótum que alimenta una genial bitácora sobre música (+programa de radio) y realiza un gran trabajo, no solo como bibliotecario en la USAL, pasando por un periodista cultural que escribe, y lo hace bien, sobre cine y la literatura, sin olvidar la presencia de un gestor cultural con un blog de referencia obligada, que afortunadamente no se queda sólo en programas y cifras, y la mediación cultural en el ámbito infantil representada en una especialista que cree en su eficacia hasta el punto trabajar en y para ella; por último estaría el que esto escribe, que se siente tan ‘excedido’ por la lectura y los libros (en el sentido teresiano del término por aquello de que estamos de aniversario), que cada semana insiste en hacérselo saber a todos ustedes mediante diferentes propuestas.

Seguir leyendo en Salamancartvaldia.

 

Si quieres estar al día de nuestras actividades, colecciones, propuestas, cursos, ofertas,date de alta en nuestro boletín semanal.

ARCE publica su estudio Los Lectores de Revistas Culturales Perfil y nuevos hábitos de lectura

ARCE publica su estudio Los Lectores de Revistas Culturales Perfil y nuevos hábitos de lectura

La Asociación de Revistas Culturales de España (ARCE) ha publicado su estudio Los Lectores de Revistas Culturales Perfil y nuevos hábitos de lectura, con el que pretende contribuir a un conocimiento más profundo de la edición cultural y constituir un instrumento de conocimiento de las revistas de cultura y pensamiento y de sus lectores.

El Estudio de ARCE se encuadra en el proyecto de investigación que la Asociación viene realizando desde su fundación hace más de treinta años. En esa línea, se han analizado cuestiones como la realidad y perspectivas de las revistas culturales en distintos periodos, o la relación de las revistas con bibliotecas y librerías.

Acceder al estudio.

 

Revista Texturas se va de excursión a Valladolid y al Liber

Revista Texturas se va de excursión a Valladolid y al Liber

Valladolid

ARCE organiza la Exposición REVISTAS CULTURALES EL PAPEL DE LA DIFERENCIA en la Biblioteca de Castilla y León/Biblioteca Pública de Valladolid, del 1 al 13 de octubre.

La Asociación de Revistas Culturales de España (ARCE) organiza del 1 al 13 de octubre la Exposición REVISTAS CULTURALES EL PAPEL DE LA DIFERENCIA, que se celebrará en la Biblioteca de Castilla y León/Biblioteca Pública de Valladolid (Plaza de la Trinidad, 2). El programa incluye la celebración de sendas mesas redondas sobre literatura y artes escénicas (días 5 y 7), y un Taller infantil de palabroflexia ilustrada (día 10).

La exposición está planteada en torno a la lectura de las revistas culturales en un espacio en el que se podrán leer y hojear las cerca de setenta revistas culturales de la Asociación y que contará, además, con una serie de paneles informativos e históricos en los que se narra el recorrido de las revistas de cultura en nuestro país, su nacimiento y su relación con los movimientos políticos y sociales, hasta la actualidad, representada por las revistas de ARCE.

Con este proyecto, en colaboración con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Biblioteca de Castilla y León/Biblioteca Pública de Valladolid, la Asociación se propone activar una pedagogía de la lectura que incluya contenidos de calidad que sumar a los libros, y la recuperación de las bibliotecas como espacio natural de las revistas culturales, indispensables para la formación intelectual y para la difusión del patrimonio cultural.

La actividad comprende también la celebración de dos mesas redondas y un Taller infantil:

• Día 5 de octubre, a las 19 horas: Presentación Prescripción y periodismo cultural. 30 años de LEER. Un encuentro en torno al 30º aniversario de la Revista decana de Libros y Cultura, y la necesidad del periodismo cultural en un contexto marcado por la crisis y el surgimiento de nuevas formas de crítica y comentario al calor de la Red. Además, se presentará la colaboración de LEER con la XV edición del premio Leteo.
Participan: el equipo de LEER encabezado por Borja Martínez, coordinador editorial de la revista; Héctor Escobar, editor de Eolas, y Rafael Saravia, poeta y editor.

• Día 7 de octubre, a las 18.30 horas: Publicaciones de la ADE: Pensar y leer el teatro. Participan: Juan Antonio Hormigón (Director de la Revista ADE-Teatro y de las Publicaciones de la ADE), Juan P. Arregui (Teatrólogo. Universidad de Valladolid), Carlos Marchena (Director de la ESAD de Castilla y León) y Juan Carlos Pérez de la Fuente (Director del Teatro Español de Madrid)

• Día 10 de octubre, sábado, de 11.30 a 13.00 horas: TALLER DE PALABROFLEXIA ILUSTRADA para niños y niñas de 8 a 10 años
La editorial Pantalia, que edita la revista de literatura gráfica Fuera [de] Margen organiza este taller que imparten la ilustradora Ana G. Lartitegui y el escritor Sergio Lairla, los niños construyen palabras, las dibujan y crean un diccionario ilustrado.

Liber -Madrid

La Asociación de Revistas Culturales de España (ARCE) contará una edición más con stand propio en la Feria Internacional del Libro LIBER, que se celebra del 7 al 9 de octubre en EL Pabellón 14 de IFEMA, Feria de Madrid. Las revistas de ARCE permanecerán expuestas en el stand de la Asociación, 14C20, donde ARCE cuenta además con un espacio de reunión y punto de encuentro.

Como actividad complementaria, ARCE llevará a cabo en LIBER la presentación de las conclusiones de su Estudio Los lectores de Revistas Culturales. Perfil y nuevos hábitos de lectura. El acto tendrá lugar el día 8 de octubre a las 12.30 horas, en la Sala 14.3 del Pabellón 14 de IFEMA. Participan en la presentación Manuel Ortuño, presidente de ARCE y  Xavier Fina, director del Estudio. El acto incluye un Panel de expertos sobre la cuestión en el que participarán Armando Mena, Director de librerías universitarias de la Universidad Autónoma de Puebla, México, y Txetxu Barandiarán y Manuel Gil, consultores editoriales.

En Liber además de estar presentes en el stand de ARCE tendremos nuestro stand propio cerquita con el número 14C02A.

¡Os esperamos!

80 revistas y 15 editores culturales os esperan en el stand  ii6 de la FIL en Guadalajara

80 revistas y 15 editores culturales os esperan en el stand ii6 de la FIL en Guadalajara

 Las editoriales AntígonaCalamarDelirioLa bella VarsoviaEl ángel caídoEl Desvelo,FórcolaMarcial Pons HistoriaMil razonesModernito BooksYa lo dijo Casimiro ParkerMorataTramaPablo Iglesias, y Arte y derecho compartirán stand (II6) con las 80 revistas culturales asociadas a ARCE en la FIL de Guadalajara que se celebra en la ciudad mexicana del 29 de noviembre al 7 de diciembre.

·        Los interesados en contactar con alguno de los editores o de las revistas pueden dirigirse a las personas encargadas del stand, que disponen de información completa y que llevarán la agenda de los editores presentes en la propia Feria para concertar citas.

El espacio de ARCE se ha destacado en todas las ediciones de la Feria por constituirse en un auténtico punto de encuentro con los visitantes profesionales de la misma facilitando tanto el intercambio de opiniones e ideas como operaciones comerciales con editores, libreros y bibliotecarios de América Latina.

Constituida en 1983, la Asociación de Revistas Culturales de España ARCE agrupa actualmente a cerca de ochenta revistas de pensamiento y cultura, editadas tanto en formato papel como digital, de todos los ámbitos de la cultura: historia, sociología, política, filosofía, psicología y demás ciencias sociales; literatura, música, arquitectura, artes plásticas, diseño, artes audiovisuales, cine, teatro y otras formas de expresión artística. (Catálogo). La Asociación cuenta con un portal para la difusión y comercialización de sus contenidos y actividades www.revistasculturales.com y un quiosco de venta de revistas en formato electrónico www.quioscocultural.com

Invitamos a todos a visitar el stand de la edición cultural española en la FIL de Guadalajara.

¡Os esperamos!

La novedad: por qué Stieg Larsson vende y las revistas culturales no

La novedad: por qué Stieg Larsson vende y las revistas culturales no

por Esteban Hernández
Trama & TEXTURAS nº 7
.
Los hombres que no amaban a las mujeres, de Stieg Larsson, primer volumen de la serie Millenium, es uno de esos escasos volúmenes que reúnen éxito de ventas, apoyo crítico y reconocimiento de los lectores. Desde esa perspectiva, bastaría con destacar sus cualidades formales para justificar el ascenso vertiginoso de un autor completamente desconocido. Pero, como bien sabemos, el éxito suele producirse por la reunión de varios factores y lo cierto es que algunos de los que aquí han confluido nos pueden ser muy útiles a la hora de analizar algunas creencias imperantes en el mundo del libro.

En primera instancia, Los hombres que no amaban a las mujeres debe su éxito a su inserción en viejos circuitos. Bien podríamos decir que las grandes ventas de la novela fueron consecuencia del apoyo proporcionado por la prensa escrita, cuyos artículos (en especial los aparecidos en los suplemtentos culturales de La Vanguardia y en El País) activaron un entorno últimamente menospreciado, aquel que une reseñas favorables, librerías de calidad y lectores habituales, que fue el que finalmente impulsó la novela hacia las listas de los más vendidos. Lo curioso es que este es un camino hoy despreciado por las grandes editoriales, que sólo recurren a él cuando han fracasado otras fórmulas o cuando no tienen presupuesto para acciones más ambiciosas.
Y no es el único elemento con aire antiguo que se cita en el éxito de Larsson. Empezando porque su misma obra se adscribe inequívocamente a esa tradición que unía género negro y crítica social y que permitía compaginar cierta calidad literaria con la intención de entretener a un público amplio. Además, Larsson era un novelista de los de antes. Gordo, amante de la comida, gran adicto al tabaco y al café y de pasado políticamente combativo. Cumplía, en fin, casi todos los estereotipos que se adjudicaban a esta clase de escritores. Y ahora que casi todos quienes firman una novela se dicen amantes de los placeres comedidos, de la comida sana, de las bebidas sin alcohol y del gimnasio (y más aún cuando comienza a implantarse la idea de que un buen físico es una baza considerable a la hora de abrirse camino en la literatura), esa imagen no dejaba de ser negativa: alguien que no se cuida, que no se preocupa de sí, no es bien visto en el suelo público; no parece muy de fiar: despide un inequívoco aroma a fracaso.
Sin embargo, si hay algo por lo que se ha valorado la novela de Larsson es precisamente por su modernidad, es decir, por su utilización de rasgos antiguos para nuevos propósitos. O, más precisamente, por la forma en que esos elementos se combinan con las demandas de nuestro tiempo. Lo que se dejó notar especialmente en la acogida que le dispensó la prensa española (más o menos similar a la europea), a la que no le llamó la atención ni la calidad de la obra ni que ésta abordase temas candentes sino la figura del escritor; los periodistas no necesitaban otra novela que reseñar, sino una historia para ser contada. Y la de Larsson era más que llamativa: su muerte, justo en el instante en que entregó las tres novelas que conforman Millenium a su editor, la situación en que ha quedado su viuda, excluida de los beneficios que han procurado los derechos, los apuros económicos en los que vivió y su combate contra la ultraderecha son aspectos que resultaron a los periodistas mucho más interesantes que la novela en sí. Y esa parece ser la primera lección para darse a conocer hoy: que hablen de ti, no de tu obra.
El segundo elemento novedoso, y a decir de muchos especialistas (y de algunos lectores), la verdadera causa de su éxito, está en la frescura que aportó a un género poco dado a ella. En ese sentido, Millenium posee un personaje, Lisbeth Salander, que encarna toda la innovación que requieren nuestros tiempos. Ella es una chica menuda, oscura, herida, de memoria prodigiosa y experta en descubrir secretos ajenos gracias a sus conocimientos informáticos, y su estética y sus creencias parecen corresponderse (ese descreimiento, esa tendencia a autoprotegerse) con los de una época más compleja y ambivalente que aquella del fordismo en que floreció el género negro. Por eso se piensa que esa hacker dura y atormentada es su gran invento y el mejor ejemplo de la evolución a que los autores deben someter a sus obras; gracias a ella (gracias a su renovación de los estereotipos) Larsson consiguió situarse en la misma época que sus lectores, alcanzando así a públicos más jóvenes con personajes en los que pueden reconocerse.
Es cierto que en otras épocas se hubiera enfocado el asunto de otra manera, entendiendo esencial en la buena aceptación de la novela la crítica que realiza su autor a las grandes empresas, a los chanchullos financieros y a una libertad de expresión amordazada por el dinero. Sin embargo, nuestros tiempos encuentran la clave del éxito en una chica de pintas punk, hacker de profesión, que se opera para ponerse tetas y que tiene un notable punto psicópata.
Y es que aún vivimos presa de las metáforas de la modernidad, esas que entendían la novedad, habitualmente ligada a los avances científicos y tecnológicos, como la solución perfecta. Según esa perspectiva, vivimos en un mundo en continuo progreso, que produce nuevos avances a cada instante y donde es imprescindible ser capaces de adaptarse a circunstancias siempre cambiantes. En ese sentido, quien se detenga, quien no sea capaz de seguir aprendiendo y de seguir poniéndose a la altura de las innovaciones, acabará inevitablemente desfasado.
Y ese es también el esquema de pensamiento que suele aplicarse al mundo del libro. Hace pocas fechas Joaquín Rodríguez detallaba en su blog ( http://www.losfuturosdellibro.com/ ) las razones que habían llevado a cerrar Archipiélago, la (notable) revista que codirigía con Amador Fernández Savater. Su diagnóstico, que extendía al conjunto de las revistas culturales, señalaba cómo los suscriptores cada vez eran menos, las dificultades para la distribución se habían multiplicado (los puntos de venta tradicionales de las librerías desaparecían y los distribuidores les huían o ignoraban), no supieron/ pudieron atraer anunciantes y tampoco lograron acercarse al público joven, especialmente al universitario. Una serie de problemas que, además, estarían afectando a la totalidad de quienes trabajan con el papel impreso, desde el libro hasta la prensa y que son producto, según Rodríguez, de la falta de visión de un sector que no ha sabido realizar con éxito la transición al mundo digital. En resumen, el libro habría quedado anclado en viejas formas y certezas mientras que los tiempos digitales exigen nuevos enfoques y conocimientos y el resultado de ese desencuentro sería una brecha enorme entre quienes producen los contenidos y sus destinatarios últimos, los lectores.
Sin embargo, ese diagnóstico, como el que se aplica a Millenium, es el mismo que encuentra en la novedad, esto es, en los adelantos científicos y tecnológicos, la salvación para toda clase de cuerpos: físicos, sociales, literarios…Y no deberíamos dejarnos cegar por tales metáforas. Si el libro de Larsson ha triunfado ha sido porque, en primer lugar, ha recibido el apoyo de la prensa de papel. En segundo, porque después de una época de best sellers de trama y escritura más que deficientes, encontrarse con una novela bien escrita, que se lee de un tirón y que tiene personajes interesantes ha permitido a los libreros y lectores recomendarla sin reservas; y, en tercero, porque la empresa que la editaba poseía los recursos necesarios para aprovechar el interés suscitado y la infraestructura adecuada para que el libro estuviese bien presente en todas las tiendas. Y puestos a encontrar algo novedoso en el texto de Larsson, bien podría hablarse, más que del dibujo del personaje femenino, de su actitud; Lisbeth Salander es un eslabón más en esa tendencia de las narraciones contemporáneas a vestir a sus mujeres con estereotipos antes masculinos. En realidad, ese punto rencoroso y vengativo que hace especial a Salander (y que se incrementa en el segundo volumen de la serie) no está muy alejado de la justiciera reivindicación del ojo por ojo que practicaba Harry el Sucio…

Del mismo modo, bien puede decirse que si las revistas culturales y muchas pequeñas editoriales están dejando de vender no es por su nula presencia en la red sino porque no llegan a su público. En ocasiones porque sus contenidos no resultan lo suficientemente atractivos, en otras porque la distribución se ha convertido en su peor enemigo, en otras porque no han sabido encontrar los canales adecuados para que su producto sea conocido. Y en esa tarea de conseguir un nuevo espacio Internet es, sin duda, un arma más, pero no la solución a los problemas: creer que lo virtual puede cambiar por completo el mundo material nos hace caer en frecuentes errores.
El entorno del libro y de las revistas culturales está transformándose, sí, y es imprescindible reflexionar sobre las posibilidades que se abren y las que se cierran. Pero siempre teniendo en cuenta que toda posible solución no debe olvidar ninguna de las patas de la mesa: qué contenidos producir, cómo difundirlos y cómo y dónde venderlos. En ese sentido, más que fijarnos en la potencia de lo nuevo y en las promesas de la tecnología, deberíamos hacer en experiencias más modestas pero reales. Empezando por algunas pequeñas editoriales ligadas a la derecha política que están encontrando dónde distribuir sus productos, que los han promocionado por otros caminos y, sobre todo, que han sabido crear (más que encontrar) a sus lectores.