Carrito

Ya me he registrado:

Recuperar contraseña

Ver tu carrito

Texturas nº9 – editorial

La cultura en crisis, el brete en el que se encuentra el periodismo cultural, los falsos dilemas y los nuevos paradigmas en este nuestro territorio, la canibalización de los soportes de lectura y la lluvia torrencial que se anuncia de cacharrería digital, podrían provocarnos una cierta nostalgia de la caverna.

Una situación de aparente para unos, para otros evidente, confusión lo es también, como nos ha demostrado nuestra corta historia, una época de oportunidades, retos e incluso excelencias.
Es el momento de pensar bien la jugada; mejor, de pergeñar idóneamente las jugadas y, como buenos participantes en el noble juego del billar, atacar la bola con precisión, inteligencia y templanza, después de pulir bien nuestras herramientas y haberlas limpiado de gusarapos, malformaciones y polvos.
Precisamos imaginar el futuro a corto y medio plazo y jugar la bola habiendo calculado el modo en que todas ellas, las tres, una vez realizada la carambola queden bien ordenadas, configuradas y dispuestas para la próxima picada. Así, y sólo así, podremos seguir jugando, haciendo las carambolas consecutivas que, al fin y al cabo, es el sentido de estar en la mesa.
En el billar no existe la tirada imposible, siempre hay un hueco, las bandas también juegan, el espacio se ensancha si sabemos mirar, y los márgenes cada vez son más amplios. De cómo lo pensemos y seamos capaces de colocarnos dependerá nuestro tino. Porque de lo que no cabe duda es de que no hay vida sin historias, de que el hombre siempre tendrá la necesidad de contarlas, y por lo tanto también la necesidad de leerlas.

Deja una respuesta