José Antonio Millán. Un estado de ánimo

millan

Me llamo José Antonio Millán.

Y en el sector del libro o como mero lector se me conoce como editor, conversor de libros en bitios, o viceversa, reseñador de diccionarios y obras de ensayo y tal vez como autor de varios libros.
Me gusta leer porque se pasa francamente bien.
Cuando tenía doce años quería ser, entre otras cosas, lector.
 
Hoy soy en gran medida, y también profesionalmente, lector.
Cuando me toca contarle a un extraño en una boda por qué me gusta leer o ando entre libros le digo que vengo de una familia en que precisamente eso es lo que se hacía todo el día.
Sin embargo, en realidad, mi día a día es más bien así: delante de una pantalla.
Lo más raro que me ha sucedido nunca fue cuando empezaron a pagarme por leer.
Y lo peor: las cosas que tenía que leer porque me pagaban.
 
Aún más, si te dedicas a lo mío la gente no dejará de tocarte las narices con “¿Los ha leído usted todos?”
He perdido el entusiasmo por lo que hago cuando veo todo lo que se me acumula, leído y por leer.
Sin embargo, lo mejor de mi trabajo, sin duda, es que tengo que leer.
El mejor día que recuerdo en el trabajo fue cuando empecé a seleccionar y cuidar lo que otros leían: cuando me convertí en editor.
Cuando quiero tomarme un descanso me dedico a pasear por la ciudad o por las montañas.
Así es como veo el futuro de mi profesión: rarito, rarito…
Eso sí, si un día logro jubilarme querré pasar el tiempo que me queda leyendo y paseando.
El último libro que he leído ha sido No pasarán. Las invasiones alienígenas de Wells a Spielberg, de Carlos Scolari.
Y lo conseguí en un feliz intercambio de libros con su autor.
Y el primero que recuerdo que leí fue un cuento, una de esas siniestras historias que tal vez nos educan desde muy pequeños para lo inevitable: “La madrina Muerte”.
En mi mesilla tengo ahora para leer Una pila de New Yorker, un libro sobre el iconoclasmo y la Brevísima relación de la destrucción de las Indias.
Me gustaría añadir que en mi última mudanza, cuando entraron los operarios y empezaron a ver la cantidad de papel que tenían que mover, uno comentó: “Esto es inhumano”. Lo era.

 

          Enlace 1 : Uno de los últimos proyectos en los que he intervenido: http://jamillan.com/librosybitios/2011/10/revistas-de-la-edad-de-plata/ 
          Enlace 2: Uno de los seminarios que tanto me gusta coordinar: http://jamillan.com/librosybitios/2013/10/clio-digital-ciclo-en-madrid/
          Enlace 3: Sobre lectura y lectura digital: un tema apasionante: http://jamillan.com/librosybitios/leyenpan.htm 

OTROS ESTADOS DE ÁNIMO  

 

Copyright © 2020 Desing ComparteMedios. Desarrollo 2TeCh. Todos los derechos Reservados.

Con la ayuda del